UNIVERSIDAD DE ALICANTE

Los usuarios en todo el mundo del , el famoso teléfono móvil de Apple, así como de otros aparatos informáticos, tienen a su disposición diversos videojuegos cuya inspiración nació en la Universidad de Alicante. Dos recientes titulados de la Politécnica supieron sacar partido de los conocimientos adquiridos en la asignatura Juegos y Realidad Virtual y fundaron su propia empresa que hoy suministra juegos para el mundo Apple. Fueron uno de los equipos de alumnos que, desde el curso 04/05, han creado los 48 juegos como proyectos estudio alojados en la web de la UA, que se pueden probar en la página propia de esta asignatura, que funciona a estos efectos como una factoría de videojuegos.

“Crear un videojuego es muy bonito, pero exige trabajar mucho”, señala Carlos Villagrá, profesor responsable de esta asignatura, que también está integrada en un bloque de asignaturas de “Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP)”, una metodología adaptada al nuevo modelo de enseñanza en la que el alumno aprende los conceptos mediante la realización de un proyecto.

La asignatura Juegos y Realidad Virtual, del Departamento de Ciencia de la Computación e Inteligencia Artificial, forma parte de varias titulaciones de ingeniería e ingeniería técnica del área de Informática. Dentro de ella, los alumnos (a los que se recomienda que hayan cursado antes la asignatura de Gráficos por Computador) aprenden durante un cuatrimestre tanto la teoría como la práctica de la creación de los videojuegos. Los aproximadamente 40 matriculados este curso se agrupan en equipos de dos a seis miembros para desarrollar su propio videojuego.

“Los alumnos idean un videojuego o los profesores les proporcionamos un proyecto, y luego les aportamos las herramientas de desarrollo básicas. Por ejemplo, técnicas de programación en dos y en tres dimensiones. Pero sobre todo les enseñamos a planificarse, porque crear un videojuego, incluso sencillo, exige una muy buena planificación. Aunque ellos están impacientes por ponerse a teclear códigos, antes han de haber hecho un buen diseño del proyecto y una elevada planificación para que el trabajo sea mejor. Además, todo videojuego tiene un componente de diseño gráfico y es conveniente estar bien dotado de sentido artístico para un resultado más vistoso”, señala su profesor. “Les enseñamos asimismo los conocimientos básicos de inteligencia artificial porque es la parte fundamental del “enemigo” virtual contra el que se combate en un juego. Cuanto más “inteligente” sea ese adversario más interesante será el juego, pero lograrlo exige buenos conocimientos y mucho trabajo. Los complejos videojuegos de gran éxito comercial tienen muchísimo trabajo detrás.”

Explica que si los alumnos quieren profundizar en estos conocimientos tienen la posibilidad de integrarse en el bloque ABP junto con las asignaturas Razonamiento, Gráficos Avanzados de Animación y Modelos de Fabricación Asistida por Computador. Asimismo, señala que el próximo mes de abril se celebrará en la Politécnica unas jornadas sobre videojuegos y se está proyectando un curso de verano sobre este mismo tema.

Indica también que la empresa fundada por los dos ex alumnos, Lemon Team, se ha especializado en juegos “casuales”. “Son juegos de poca duración, de sencillo aprendizaje y poco adictivos, pensados para dispositivos móviles”, dice Carlos Villagrá.

http://www.dccia.ua.es/dccia/inf/asignaturas/JRV/