Autor: Enrique Liria.

Coordinador de la : Juan Manuel Calle González

ESPACIO GB. Anexo Facultad de Bellas Artes, C/ Gonzalo Bilbao nº 7 y 9,41002, Sevilla

Del 4 al 26 de febrero de 2010.

Enrique Liria nos muestra una obra que no escatima en recursos plásticos y que demuestra en cada una de sus meticulosas pinceladas el fondo de una tradición aquilatada y necesariamente renovada en cada interpretación personal. Desde el acabado cristalino de un dibujo concienzudo se percibe su obsesiva concepción del arte, para este artista un modo de concebir su propia existencia.

Su pintura se alimenta de su entorno cercano, elementos sencillos y cotidianos que le sirven de referencia para desarrollar sus fantasías y expresar su concepción del mundo. La sólida estructura compositiva y el rigor del dibujo, posiblemente adquiridos debido a su experiencia en la pintura mural, son una constante de su “modus operandi” y el fruto de una exigencia y una disciplina de trabajo que marcan su trayectoria  como artista.

Sus obras respiran soledad y silencio. El tiempo se encuentra dormido en su superficie a la que besa una luz que ha viajado durante miles de años para descubrir esencias que trascienden su propia naturaleza, alumbrando este  microcosmos, donde se nos invita a acariciar lo impalpable, a sentir sin usar nuestros sentidos, sólo con el pensamiento y la imaginación, para sumirnos por un instante en el sueño oculto dentro de la realidad.