UNIVERSIDAD DE ALICANTE

El Observatorio de Impacto Ambiental y Territorio de la UA, ha presentado esta tarde su primer informe, “Percepción Social de la Problemática ambiental y Territorial: Una aproximación al ámbito alicantino”, en la sede de Alicante de la Universidad, con la presencia del director del Instituto Multidisciplinar para el Estudio del Medio “Ramón Margalef” de la UA, Luis Vicente López LLorca.

El estudio recoge una aproximación a la percepción de nuestro territorio, elaborada a partir de entrevistas con personas representativas de sectores con amplia relevancia en materias clave sobre temáticas territoriales y de impacto ambiental, entre los que han sido seleccionados representantes del empresariado, de organizaciones agrarias y del movimiento ecologista. Del mismo modo, también se organizó un grupo de discusión integrado por representantes de dichos colectivos.

El informe asegura que, a pesar del interés que académicos y colectivos sociales manifiestan a favor de un desarrollo sostenible, la práctica difiere bastante de esta declaración inicial de intenciones y, en especial, la dimensión territorial aparenta estar fuertemente lastrada.
Para el correcto análisis y estudio de la percepción social sobre problemática ambiental y de territorio en la provincia de Alicante, el Observatorio ha divido el estudio en cuatro apartados: Mundo Empresarial, Mundo Agrícola, Ecologismo y Grupo de Discusión.

Fruto del trabajo realizado a partir de estos apartados, el Informe presenta cuatro conclusiones principales:

1- La excesiva construcción falta de planificación adecuada en nuestra zona litoral y prelitoral ha causado, no sólo graves daños en nuestro paisaje, sino que ha provocado una situación de agotamiento de territorio, saturación y situaciones de movilidad no sostenible.

Ante esta realidad se propone la creación de bases de datos para la planificación del territorio y el establecimiento de flujos de información y colaboración con expertos en paisaje e impacto para mejorar la calidad ambiental de los proyectos.

El modelo de construcción debe ser sostenible evitando la impermeabilización del suelo que favorece las riadas y la falta de recarga de nuestros acuíferos. Un buen desarrollo urbanístico, redundaría en turismo de calidad y estable a largo plazo.

2- Los trasvases, depuración y reutilización de agua se aprecian como soluciones para usos agrarios y urbanos. Las desaladoras, sin embargo, tan sólo se perciben como una solución ante la falta de agua para uso NO agrícola.

3- En cuanto a la Agricultura y su actual situación de crisis, todos los actores entrevistados perciben esta situación como un factor negativo para la economía y la sociedad alicantina. La falta de relevo generacional se percibe como una consecuencia directa de la desatención económica y de las autoridades a la agricultura y, especialmente, a los jóvenes agricultores.

La agricultura ecológica surge como alternativa viable, pero el informe subraya que es necesario establecer una legislación sobre márgenes comerciales que proteja al agricultor y que la Agricultura merece una valoración que supere los términos meramente productivistas, ya que debe ser percibida como generadora de calidad social, ambiental y paisajística.

4- Entre las conclusiones finales, los entrevistados coinciden en lanzar una exigencia común: Es necesaria una mayor transparencia y mayor voluntad política además de una reducción sustancial de la complejidad competencial entre distintas administraciones porque esto complica la adopción de soluciones. Del mismo modo, se insiste en la necesidad de COORDINACIÓN y la disponibilidad de personal técnico especializado con capacidad de acción.

Las normativas de protección del paisaje y reducción del impacto medioambiental deben ser claras y fácilmente aplicables en todos los sectores de actividades con potencial impacto medioambiental y paisajístico.

Por último, aluden a los medios de comunicación y a la necesidad de que estos contribuyan a denunciar los impactos ambientales y a cambiar de paradigma hacia la SOCIAL, de forma constructiva y sin catastrofismos.

OBSERVATORIO DE IMPACTO AMBIENTAL Y TERRITORIO
El Observatorio de Impacto Ambiental y Territorio es un grupo flexible de trabajo de carácter multidisciplinario, promovido desde el Instituto Multidisciplinario para el Estudio del Medio “Ramón Margalef” (IMEM), de la Universidad de Alicante, en que se integran profesores e investigadores de esta Universidad con intereses y experiencia en las diversas temáticas relacionadas con el impacto ambiental.
Objetivos
Su labor consiste en la documentación y recopilación de información de la problemática del impacto ambiental humano sobre el territorio, los ecosistemas y el paisaje, especialmente en el ámbito de la provincia de Alicante, y su correspondiente análisis y diagnóstico, así como en la presentación de propuestas de gestión o actuación en este campo. Asimismo, promoverá un mejor conocimiento de estas problemáticas por parte del público general. A tal fin se propone como vehículo de transmisión y diálogo entre el ámbito académico-técnico, las administraciones públicas, los agentes socioeconómicos y la ciudadanía general.