UNIVERSIDAD DE CANTABRIA

Es el único rector integrante de la delegación de España en la Conferencia Ministerial Aniversario de que 46 países celebran en Budapest y Viena

Se debate el nivel de ejecución de las reformas universitarias y los retos pendientes para la Sociedad del Conocimiento en nuestro continente

Federico Gutiérrez-Solana Salcedo es el único rector integrante de la delegación española que participó este fin de semana en Budapest y en Viena en la Conferencia Ministerial Aniversario Bolonia 2010, que analiza la situación de la convergencia universitaria europea en este año decisivo para las reformas, y marcará las pautas de la educación superior en el continente para la próxima década.

La Bologna Ministerial Anniversary Conference 2010 comienzó el jueves pasado en la capital húngara, donde los representantes de las 46 naciones del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES, conocido internacionalmente como EHEA, European Higher Education Area) analizarán los informes de seguimiento sobre la implantación de los nuevos grados y currículos, y también sobre la cooperación en aseguramiento de la calidad. Ambos aspectos son fundamentales, pues el primero garantiza la coordinación y el reconocimiento mutuo de las titulaciones, y el segundo logra que ese reconocimiento sea legítimo y esté basado en una calidad de enseñanza homogénea.

Ya por la tarde, los delegados celebrarán en el Parlamento magiar una sesión sobre los informes que recogen los avances realizados y los desafíos pendientes en materia de movilidad y reconocimiento. Datos que se tomaron el año pasado y que coinciden, por tanto, con el décimo aniversario de la firma de la Declaración de Bolonia, que tuvo lugar en junio de 1999.

En la jornada del viernes, Gutiérrez-Solana participará en Viena en las dos sesiones que la Conferencia Ministerial dedicará a la dimensión social del Espacio Europeo y a la esencia e impacto del Proceso de Bolonia. El rector cántabro y presidente de la Conferencia de Rectores (CRUE) ha señalado que “lo importante de 2010 es que de alguna manera Bolonia termina y comienza, es decir, vamos acabando el viaje en este largo puente entre pasado y futuro, y ahora ya estamos en el otro lado y hemos de tratar de mejorar todo lo posible para crear un verdadero Espacio Europeo, es decir, como Sociedad Global del Conocimiento”.

De hecho, en Viena se celebró también el segundo Bologna Policy Forum, donde los europeos y representantes de otros países pondrán en común la función de las universidades en la Sociedad del Conocimiento, con cuestiones como la fuga de cerebros (brain drain), la tensión entre cooperación y competición, y el papel de la educación ante múltiples demandas sociales.