UNIVERSIDAD DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Los rectores de las dos universidades canarias plantearon recientemente a sus homólogos nacionales, en el seno de la asamblea de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE), la necesidad de emitir un comunicado en apoyo a la candidatura de la isla de La Palma como emplazamiento definitivo del Telescopio Europeo Extremadamente Grande (E-ELT).

La respuesta recibida fue muy positiva, por lo que en su sesión del pasado 22 de febrero, este organismo que reúne a todos los dirigentes de las instituciones de educación superior del estado aprobó la propuesta de los rectores canarios, sumándose así a los apoyos manifiestos del Ministerio de Ciencia y Tecnología del Gobierno de España, el Gobierno de Canarias y otras muchas instituciones científicas y sociales de ámbito nacional e internacional.

Tanto la Universidad de La Laguna como la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria entienden que, aún asumiendo que la inversión económica que se debe realizar será importante, la presencia en el Archipiélago de una infraestructura científica de referencia internacional como será el futuro E-ELT sólo reportará beneficios de toda clase no sólo a la región, sino al conjunto de nuestro país, pues ayudará a complementar su modelo de desarrollo basado en la economía de servicios y turismo con una mayor actividad científica e investigadora.

España se ha convertido por méritos propios en un foco de referencia internacional en el ámbito de la investigación astronómica, en gran medida gracias a la dilatada labor del Instituto Astrofísico de Canarias (IAC) y el observatorio del Roque de los Muchachos. La aún reciente puesta en marcha del Gran Telescopio de Canarias (Grantecan) demuestra, además, nuestra capacidad para gestionar con eficacia un instrumental de estas características.

Desde el punto de vista estrictamente universitario, la presencia en La Palma del E-ELT supondrá un acicate para determinados estudios ya afianzados en las instituciones académicas nacionales, como la astrofísica, la física, la ingeniería enfocada al diseño de instrumental de precisión o la programación de software específico para la investigación astronómica, por citar sólo algunos.

En un mundo tan competitivo como éste, es cada vez más necesario diversificar las actividades económicas y profesionales, y buscar posiciones de liderazgo en ámbitos especializados. La apuesta por al investigación, el desarrollo y la innovación se revela, pues, imprescindible para configurar un proyecto de futuro más ambicioso para España. Es indudable que la presencia de este telescopio en nuestras fronteras puede contribuir de manera clara a lograr este objetivo.

Por todo ello, queremos hacer constar que el mundo académico se suma, como no podía ser de otro modo, al apoyo de la candidatura española para acoger el E-ELT, y conmina a las autoridades políticas pertinentes que hagan todo lo posible por defender ante la entidad responsable de esta decisión, la Organización Europea para la Investigación Astronómica en el Hemisferio Austral, la idoneidad y pertinencia de la candidatura española.