UNIVERSIDAD DE SEVILLA

El catedrático de Bioquímica ha recibido el por sus aportaciones en el uso de la de para la resolución de problemas industriales

El catedrático de Bioquímica de la Universidad de Sevilla Miguel García Guerrero ha recibido hoy el VII Premio a la Investigación “Javier Benjumea Puigcerver” por sus aportaciones en el uso de la biotecnología de microalgas para la resolución de problemas de carácter industrial, energético y medioambiental, concretadas en el trabajo ‘Desarrollo de procesos de interés industrial, energético y medioambiental basados en microalgas’.

El jurado de la VII edición ha reconocido las relevantes contribuciones que sus investigaciones ofrecen “para campos de interés económico, como la obtención de pigmentos, colorantes, y de interés medioambiental, para la metodología de absorción de CO2 y la tecnología para la producción de biocombustibles.”. Asimismo, el tribunal ha subrayado que las aportaciones del catedrático García Guerrero “son un excelente ejemplo de cómo el conocimiento básico de los problemas en los que está involucrada su investigación, da lugar a aplicaciones prácticas de evidente interés comercial”.

El premio se ha entregado hoy durante el acto celebrado en el Paraninfo de la Universidad de Sevilla, en el que han participado un nutrido grupo de académicos e investigadores, y ha estado presidido por el Rector de la Universidad de Sevilla, Joaquín Luque, acompañado de la presidenta del Consejo Social de la Universidad de Sevilla, María Luisa García y el presidente de la Fundación Focus-Abengoa, Felipe Benjumea Llorente.

Además, durante la ceremonia se ha presentado la publicación del trabajo premiado en la anterior edición, la obra del profesor Federico París Carballo, ‘Estudio de los Mecanismos de Daño en Materiales Compuesto’.

El profesor Miguel García Guerrero ha desarrollado gran parte de su dilatada carrera científica en el Instituto de Bioquímica Vegetal y Fotosíntesis, un centro mixto de la Universidad de Sevilla y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, donde ha abordado diversas facetas de la fotosíntesis, a través de líneas de investigación de carácter básico y aplicado, habiendo conseguido importantes avances científico-técnicos, que han consolidado su prestigio y reconocimiento nacional e internacional.

Sus investigaciones más recientes sobre el uso industrial, energético y medioambiental mediante de la biotecnología de microalgas se han centrado en cuatro áreas: producción de carotenoides, pigmentos antioxidantes con interés comercial; eliminación de dióxido de carbono; producción de precursores de biocombustibles, y fotoproducción de etanol. Como resultado de estas investigaciones se han establecido y definido estirpes idóneas de microalgas y cianobacterias, así como sistemas y estrategias para su cultivo, habiéndose asimismo derivado condiciones óptimas de operación para una variedad de procesos basados en microalgas, dirigidos a la generación de compuestos de interés industrial y energético, así como a la captación y fijación de CO2.

Los resultados de sus trabajos se han recogido en más de un centenar de prestigiosas publicaciones especializadas y han dado lugar a varias patentes, algunas de ellas licenciadas por empresas españolas. Miguel García Guerrero ha dirigido más de una decena de tesis doctorales, es coautor de tres libros y ha escrito diversos capítulos en más de una veintena de obras.

Este galardón está dotado con 18.000 euros, diploma acreditativo y la publicación del trabajo y pretende reconocer la labor realizada por los miembros investigadores de la comunidad universitaria (doctores, licenciados o diplomados) que participan en proyectos de investigación que puedan satisfacer las necesidades de las empresas y entidades en cuanto a la investigación y al desarrollo.

El jurado del Premio, concedido por el Consejo Social, ha estado integrado por María Luisa García, Concepción Horgué Baena, secretaria general de la Universidad de Sevilla; Manuel García León, vicerrector de Investigación; Luis Uruñela Fernández, vocal del Consejo Social y José Domínguez Abascal y Juan Antonio Carillo Salcedo, como representantes de la Fundación Focus-Abengoa.