Muy buen cierre, pero con los indicadores a media hora y una hora, e incluso a dos horas, muy sobrecomprados. Se cierra por encima de 10.500, pero tenemos resistencia en 10.550, 10.640, etc. y estamos en una gran formación lateral alcista en la que hay que estarse con cuidado. Mañana debería producirse una descarga y ello es muy dificil sin un retroceso, sin perjuicio que tengamos una apertura alcista.

Se ve que no podemos -de momento- ir descargando en lateral, salvo lo que vimos las últimas 3 horas, que solo ha servido para descargar en gráficos de 15 minutos y nada más. Por lo tanto, desconfiamos de la estructura de cortísimo plazo, en el sentido que no podremos ir escalonando razonablemente hasta 10.900 y posiblemente se produzca un retroceso brusco en los próximos días. Tal vez, incluso mañana desde apertura. Al margen de ello, insistimos, es normal el proceso y está bastante bien llevado.