Cerramos en la misma mecánica de los últimos días, sin decidirse el próximo movimiento, que seguimos pensando que debería ser bajsita hasta que no se nos demuestre lo contrario. La vela sugiere techo, pero estamos en un lateral, nada es lo que parece y si funciona, es una casualidad. Nos refermimos a todo el rebote y según nuestras cuentas, falta mes y medio para su finalización, tiempo suficiente para una caída y una nueva subida que si rompa los 11.200, de otra forma veríamos como se acorta demasiado el tiempo de corrección y no es lo normal en esos casos. Mañana, un nuevo capítulo de este películon.