Lo dijimos, había un volumen irrisorio y el SP500 luego de llegar a 1156 (es decir, superar apenas los 1150) se volvió y ya perdió los 1150. El nivel se volvió muy permeable y por ende, peligroso, tanto para estar largo como para estar corto. Hoy las manos fuertes salieron a hacer daño.