Con el en 10.739 superando máximos anuales, sin mucha fiesta, cerramos con un Ibex en medio del lateral. Fallando arriba, mañana podemos ir abajo.

Este viernes hay vencimiento de futuros y ya sabemos toda la parafernaria que engloba a estos días. Por lo general, no termina sucediendo nada raro, pero están ahi y meten miedo porque cada tanto, hay movimientos muy exagerados en uno u otro sentido.

Día sin novedades, quisiéramos decir algo distinto pero se puede ver claro en los gráficos horarios lo que sucede: arriba y abajo y sin mucha pista de lo que pueda suceder por afuera del lateral a corto plazo. Sin perjuicio de ello, sigo “sintiendo” (y solo eso) que es temprano para ir más arriba y que el lateral debe seguir desarrollándose por muchas semanas más. Ir ya mismo a 11.400 o más, implicaría un rally del SP500 hasta 1220 sin parar y que esto se acabaría pronto, y yo sostengo que falta mucho desarrollo.