Con el en 10.719 cierra el contado del Ibex en 10.990, con sobreventa horaria pero sin divergencias potencialmente alcistas. Eso sí, se ha rebotado en la parte baja del lateral (10.930), por lo que le sigue dando vida al mismo. Por lo tanto, es posible ir nuevamente a la parte alta del lateral (11.200) a menos que el lunes se rompa en primeras horas por abajo, en cuyo caso el próximo soporte está por los 10.820.

En mi opinión sigue siendo un escenario muy coplicado con los indicadores que no terminan de convencer para establecer o arriesgar que se pudiera romper por abajo o por arriba. Si vemos a los americanos, el recorte es inminente, pero estamos en situaciones muy excepcionales de sobrecompra y todo puede sucerder. En todo caso, no son estos los máximos del rebote, aunque confiar en que subiremos desde aqui es insano, ya que el recorte, y más en el caso del Ibex, puede ser profundo antes de intentar agotar definitivamente el rebote. Cuando ello suceda se viene una onda a la baja muy grande, para lo cual deberían faltar muchas semanas desarrollo antes de siquiera comenzar a caer hacia la zona de 8000.