Hubo dudas durante todo el día aunque los máximos de ayer estaban asegurados como máximos, pero por supuesto, el lateral es traicionero. Con la apertura de Wall Street el Ibex se quedaba quieto mientras el dow subía a galope unos puntos cerca de los máximos anuales, formando una divergencia bajista que terminó funcionando y lo hizo caer. Posteriormente en el primer rebote del dow el Ibex reaccionó, poco, subiendo, y luego cayó a buscar la media de 200 a 30 minutos y otras más que se encontraban en zona de soporte en los 11.000, que se terminaron perdiendo por poco, pero perdiendo, sin avistarse divergencias alcistas. El Eur-dolar daba la pista de la falsa subida del Dow porque no acompañaba el moviemiento y el Ibex lo supo desde un principio. Cerramos debajo de la media de 20 diaria y mañana deberíamos caer, por lo menos, algo más, establecer la próxima zona de rebote es dificil, pero podríamos decir que debería dirigirse a la zona de 10.700 y allí definir. La incógnita es cómo comenzará abril.