Euforia alcista, con un volumen que no inspira confianza pero con un precio que rompió varias resistencias y llegó hasta la media diaria de 200, en donde cierra el precio.

Un día imprevisto para nosotros, con los indicadores técnicos que no daban pistas ya que incluso -increíblemete- se doblaban a la baja subiendo mucho el precio, simplemente porque en su rango de 0 a 100 no podían subir más. Llegamos a una sobrecompra similar a la de máximos de 12.240 y superior en algunos aspectos, propio de techos. Un rebote fuerte que no pudimos prever.

Hemos tenido un ABC ? estamos dentro de una cuña que aun no podemos dibujar ? Lo que si se observa es que a los 21 días de caída desde máximos anuales, ya le han seguido estos 21 días de rebote, todavía muy pocos para el desarrollo de un rebote, por lo que seguimos pensando que el rebote tiene más vida dentro de un zig zag que evidentemente no puede desarrollarse solo al alza. Por ello vamos a vivir jornadas de euforia, como esta, y de depresión como otras por venir. Han habido días en esquemas similares en los que estos momentos de irracionalidad son seguidos de fuertes huecos bajistas, lo que no nos sorprendería para este lunes. Vamos a tener que esperar al la semana siguiente para saber dónde estamos, sin dejar de notar que ante la fortaleza, en los rebotes no hay que comprar, aunque venderse ha podido ser prematuro.

Es probable que nos hagan estar con el pie cambiado en las próximas jornadas.