UNIVERSIDAD DE CANTABRIA

En la iniciativa están implicados 33 grupos de investigación de 17 países

Los generan gran preocupación en muchos países europeos -especialmente en España, pero también en otras zonas del centro y norte del continente- y son una importante amenaza en países del norte de África y del este del Mediterráneo. Además, el aumentará el riesgo de que se produzcan, debido al aumento de la temperatura y la reducción de las precipitaciones. Identificar los principales factores que causan estos incendios y las amenazas más inminentes es el objetivo de un nuevo proyecto internacional en el que participa el Grupo de Meteorología de la Universidad de Cantabria, formado por de la UC y del Instituto de Física de Cantabria (, centro mixto UC-CSIC).

Financiado a través del Séptimo Programa Marco de la Unión Europea, el proyecto se titula “Forest fires under climate, social and economic changes in Europe, the Mediterranean and other fire-affected areas of the world” (sus siglas son FUME) y participa activamente en él un grupo liderado por el investigador del IFCA José Manuel Gutiérrez Llorente. Completan esta iniciativa transnacional otros 32 equipos de I+D+i de 17 países pertenecientes a cuatro continentes distintos. La primera reunión de los equipos implicados en FUME tendrá lugar en Túnez la próxima semana (del lunes 15 al miércoles 17 de marzo), y el proyecto se desarrollará durante los siguientes cuatro años.

El proyecto europeo estudiará las interacciones entre los cambios que se han producido en la ocupación y uso de la tierra, los cambios socioeconómicos y el cambio climático y producirá, entre otras cosas, la cartografía más completa de los incendios forestales en Europa. Se identificarán los factores que están detrás de ellos y se realizará una evaluación de la vulnerabilidad de la vegetación a las nuevas condiciones. “Es muy probable que los incendios continúen aumentando como resultado de cambios socioeconómicos continuos, que incluyen el abandono de la tierra, pero también la ocupación de la misma con fines recreativos”, explica José Manuel Gutiérrez.

ESCENARIOS DE FUTURO

También se investigarán amenazas para la regeneración de los ecosistemas, en virtud de extremos climáticos como las sequías. Estas y las olas de calor son fenómenos que, según los expertos, crecerán en los próximos años y décadas, por lo que “necesitamos estar preparados para afrontarlos”, señala el investigador del IFCA. Con los datos que se registren, los investigadores podrán elaborar modelos que proyecten los escenarios de futuro para las próximas décadas, de modo que el proyecto FUME servirá de base para establecer las consiguientes medidas preventivas y correctoras.

La iniciativa está coordinada por la Universidad de Castilla-La Mancha y participan en ella centros de investigación, institutos y universidades de España, Italia, Francia, Alemania, Portugal, Grecia, Suecia, Finlandia, Bélgica, Argelia, Túnez, Marruecos, Turquía, Sudáfrica, Estados Unidos, Australia y Chile.