UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– La profesora de la Universidad de Navarra Reyes Calderón señala que optar entre el trabajo y unas obligaciones no valoradas ni pagadas “crea tensiones en la mujer”

“Las medidas destinadas a conciliar vida laboral y familiar, siendo necesarias, no atacan el problema principal: la falta de valoración de las obligaciones familiares”. Así lo expresó la decana de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Navarra, Reyes Calderón, durante una mesa redonda con motivo del Día de la Mujer Trabajadora. El evento, que tuvo lugar en el Salón de Actos Kutxa Andía de San Sebastián, estuvo organizado por esta entidad, el Colegio Mayor Ayete y la Escuela de Ingenieros Tecnun de la Universidad de Navarra.

“Las mujeres siguen siendo las principales proveedoras de cuidados y atención a niños y ancianos, una actividad que consume gran parte de su tiempo”, señaló la economista. Asimismo, las estadísticas muestran que en España se emplean muchas más horas, cerca de unas 200 más al año que la media de la Unión Europea, en el desarrollo de los mismos puestos de trabajo.

“Esto puede verse como un sinónimo de baja productividad, pero también, como una ‘equivocada’ lealtad a la empresa. Se piensa, erróneamente, que es mejor trabajador quien sólo se dedica a su labor profesional y dedica muchas más horas a ésta que al resto de tareas”, explicó. De este modo, optar entre trabajo, valorado con compensaciones sociales de todo tipo, y obligaciones familiares, no valoradas ni pagadas, “crea tensiones en la mujer”.

‘Lo que no está en el mercado no existe’

“La comida casera, el cuidado de un anciano o un niño en el domicilio -que evitan el gasto sanitario de un ingreso- no forman parte del PNB. Son actividades privadas y en nuestra sociedad ‘lo que no está en el mercado, no existe’, no se valora y no se aprecia”, destacó la profesora de la Universidad de Navarra. “Sin embargo, apreciar, significa poner precio. ¿Qué precio paga la sociedad a las mujeres y hombres que cambian trabajo remunerado por servicio familiar?”, agregó.

La mesa redonda, celebrada bajo el título “Hacia el equilibrio en la distribución del tiempo”, contó también con la participación de Rosa Díez, directora de Euskadi Irratia; Pilar Kaltzada, directora de Comunicación de Innobasque; y Aizpea Goenaga, directora de cine y actriz.