UNIVERSIDAD CATÓLICA DE VALENCIA

Tras la firma de un convenio para el desarrollo de actividades científicas y tecnológicas

La Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir” (UCV) y el Instituto de Biomecánica de Valencia han acordado el desarrollo de actividades científicas y tecnológicas orientadas a la mejora de la de las personas.
Los proyectos e iniciativas se centrarán en áreas como la tecnología sanitaria, podología, rehabilitación, fisioterapia, ayudas técnicas y ortopedia, salud laboral y ergonomía y actividad física y deporte, entre otras, según han indicado a la agencia AVAN fuentes de la UCV.
El convenio de colaboración ha sido suscrito entre José Alfredo Peris, rector de la Universidad Católica de Valencia, y Pedro Vera, director del Instituto de Biomecánica de Valencia, en el campus de Valencia-San Carlos, sede del rectorado.
El acuerdo contempla la realización de trabajos de investigación, desarrollo tecnológico, innovación, transferencia tecnológica, formación e información dirigidos a la mejora de la calidad de vida, entre otros trabajos que se concretarán a través de diferentes convenios específicos, han añadido.
Para el director del Instituto de Biomecánica de Valencia la firma del convenio “abre oportunidades en muchos campos y un cauce para que aquello que  desarrollemos llegue a los estudiantes a través de la formación”.
El Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV) es un centro tecnológico que estudia el comportamiento del cuerpo humano y su relación con los productos, entornos y servicios que utilizan las personas. Fundado en 1976, el instituto es un centro concertado entre el Instituto de la Mediana y Pequeña Industria Valenciana (IMPIVA) y la Universidad Politécnica de Valencia.
El IBV combina conocimientos provenientes de la biomecánica y la ergonomía o la ingeniería emocional y los aplica a “muy diversos ámbitos con el objetivo de mejorar la competitividad del tejido empresarial a través del bienestar de las personas”, según las mismas fuentes.