UNIVERSIDAD DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

La Universidad de Las Palmas de Gran Canaria va a acoger la reunión del consorcio de empresas del Proyecto europeo AMASS, liderando la reunión en esta ocasión el Centro Tecnológico para la Innovación en Comunicaciones (CeTIC), que es un centro de investigación perteneciente a la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) que hoy en día lidera más de 25 proyectos de investigación, entre ellos el proyecto AMASS.

AMASS (Autonomous Maritime Surveillance System) (Sistema de Vigilancia Marítima Autónoma) se trata de un proyecto de investigación y desarrollo tecnológico co-financiado por el 7º Programa Marco de la Unión Europea con una dotación económica total que asciende a unos cinco millones de euros subvencionados por la UE. El proyecto inició su andadura el 1 de Marzo de 2008 y tendrá una duración total de 42 meses (2008-2012). La información relativa al proyecto AMASS se puede encontrar en su propia pagina web, www.amass-project.eu/.

El proyecto está coordinado por la empresa alemana Carl Zeiss Optronics, y cuenta entre sus grupos de investigación con representantes de Reino Unido, Malta, Polonia, Alemania, República Checa, Noruega y Las Palmas de Gran Canaria, que son: Crabbe Consulting Ltd. -Reino Unido-; Fuerzas Armadas de Malta; OBR Centrum Techniki Morskiej -Polonia-, Fraunhofer Institut Informations und Datenverarbeitung -Alemania-, IQ Wireless -Alemania-; HSF -República Checa- y Fugro Oceanor -Noruega-, y dos instituciones canarias: la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y el Instituto Canario de Ciencias Marinas (ICCM) .

Con este proyecto se persigue el desarrollo de un sistema de vigilancia autónomo destinado a la observación y control de las zonas marítimas susceptibles de contar con inmigración, tráfico de drogas y armas. Básicamente se trata de un sistema pionero en materia de monitorización de fronteras marinas, permitiendo la detección temprana y la localización de pequeñas y medianas embarcaciones y proporcionado a las autoridades competentes una alerta temprana sobre las actividades ilegales en el mar, que permita mejorar el control de las costas europeas.

Este sistema de vigilancia estará constituido por plataformas autónomas de observación y control, sobre boyas, equipadas con sensores activos y pasivos, destacando un nuevo sistema de visión térmico conectado a una red de radio de banda ancha. Las alarmas generadas por el sistema de monitorización serán mostradas en un panel informativo, situado en el correspondiente centro de control, facilitando así una información sobre la posición y dirección del objeto detectado. Está previsto que el operador del sistema tenga la opción de activar directamente el sistema de captación de imágenes de vídeo ante una situación de alarma que se detecte. Se trata de un sistema pionero en las técnicas de detección en áreas marinas, utilizado para ello una red de sensores.

Se trata además de un sistema que funciona 24 horas de forma ininterrumpida los 365 días del año y ante cualquier situación climática. La red de sensores ofrece una vista de 360º de la zona por encima del agua, mejorando significativamente el conocimiento de la posición del elemento que genera la alerta.
La principal ventaja que obtenemos con este tipo de dispositivos es la rápida ejecución de un rescate o actuación necesaria ante una alerta. Por tanto, este sistema acelerará todo el proceso de rescate de vidas humanas y, además, producirá un abaratamiento del coste por tener este tipo de sistemas instalados en las costas y, por tanto, no tener que estar empleando recursos como patrulleras y helicópteros de vigilancia en modo de prevención para vigilancia, sino simplemente utilizarlos para la actuación ante la alarma de un alerta o rescate.

El sistema de vigilancia marítimo autónomo implementado por el grupo AMASS, tendrá como zonas de pruebas a Canarias y Malta, lo que permitirá la verificación de los resultados previstos para el sistema de vigilancia marítima, obteniendo así un sistema que permitirá en un futuro obtener una mayor seguridad en las fronteras Canarias así como en la de los países miembros.