UNIVERSIDAD DE ALICANTE

La praderas de han recuperado unos niveles normales de vitalidad en parte de las aguas litorales alicantinas, según las comprobaciones efectuadas por la Universidad de Alicante. Superada una pasada etapa de daños y debilitamiento y tras las medidas de protección adoptadas, fundamentalmente contra la pesca de arrastre ilegal, que fueron propuestas por el grupo de investigación en biología marina de la UA, esta alga fundamental para el ecosistema marino ha recuperado su equilibrio en el litoral entre El Campello y Villajoyosa sometido a examen.

Tal hecho se ha podido constatar, según indica el portavoz de este grupo, Just Bayle, tanto por los controles efectuados periódicamente desde hace ocho años en la densidad de la población de estos seres vivos como en su contenido de compuestos orgánicos. En el primer caso se han marcado haces con bridas de plástico, y se ha visto que el número de algas se había multiplicado claramente desde entonces. En el segundo, su análisis en laboratorio ha arrojado datos sobre el aumento de la concentración de almidón en ellas. Señala que para este resultado ha sido fundamental los arrecifes artificiales construidos tras un proyecto de la UA, consistentes en bloques sumergidos de hormigón que impiden la práctica ilegal de la pesca de arrastre.

Con esta comprobación del grupo de investigación en biología marina ha ratificado asimismo sus teorías, contrarias a las hipótesis de científicos franceses que ya rebatieron hace años. Según aquellas hipótesis, la regresión de las poblaciones de posidonia, que se detectaba en todo el Mediterráneo, tenía su origen en un proceso de desadaptación inducido por el cambio ambiental o de degeneración evolutiva. Los estudios de la UA demostraron entonces que no había causas globales para la regresión, sino un solapamiento de impactos humanos, principalmente las redes de arrastre y la proliferación de puertos deportivos. Si se combaten estas causas, las praderas recuperan su vitalidad normal.

Investigaciones de este tipo se van a llevar al próximo Simposio Ibérico de Estudios de Biología Marina (SIEBM), que en su 16ª edición está organizando el Departamento de Ciencias del Mar y Biología Marina de la UA y que se celebrará en esta universidad en septiembre. Indica asimismo Just Bayle, que encabeza el comité organizador de este encuentro, que las investigaciones que lleva a cabo la UA en este campo generan “una base docente que permitirá desarrollar los estudios de grado y posgrado en Ciencias del Mar”: