UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– Más de 1.500 alumnos utilizan en sus clases estos dispositivos de respuesta remota, que fomentan la participación y el debate en las aulas

Hace tres años que la Universidad de Navarra comenzó a utilizar los clickers en sus aulas como una herramienta para dinamizar las clases, motivar a los alumnos, aumentar su participación y lograr un feedback entre ellos y el profesor, a fin de que éste pueda identificar conceptos difíciles y adecuar el ritmo de la clase a los conocimientos de los estudiantes.

Estos dispositivos de respuesta remota transmiten, mediante radiofrecuencia o infrarrojo, las respuestas de cada alumno a determinadas preguntas que realiza el profesor, sobre lo explicado en clase o en lecciones anteriores. Un receptor USB en el ordenador del docente recoge los datos del clicker.

En la actualidad, más de 1.500 estudiantes de la Universidad de Navarra utilizan estos dispositivos en sus asignaturas. “Se trata de una herramienta útil para fomentar la discusión y el debate en clase, y mejorar la interacción entre los alumnos, así como entre ellos y el profesor”, destaca Pepa Sánchez de Miguel, profesora asociada del departamento de Histología y Anatomía Patológica y subdirectora del servicio de Innovación Educativa de la Universidad de Navarra.

“Los profesores tenemos que adaptar la presentación de PowerPoint para introducir las cuestiones, y ajustar la explicación, ya que hemos de dejar tiempo para preguntar a los alumnos, recoger sus respuestas y comentarlas. Sin embargo, el trabajo que supone hacer eso es poco en comparación con los beneficios que podemos obtener utilizando los clickers en nuestras clases”, explica.

Universidad pionera en su uso

La Universidad de Navarra fue pionera en apostar por el uso de esta metodología docente en España. “Hemos dado sesiones para presentar los clickers en otras universidades, y algunos centros nos han solicitado información sobre su uso. Nos consta que, ahora, hay más universidades que también los utilizan”, asegura Pepa Sánchez de Miguel.

“Los clickers te muestran cómo es el modo de preguntar de los profesores y eso te ayuda de cara al examen”, explica Adela Martínez, alumna de 1º de Medicina, quien cree que “son bastante útiles”.
Actualmente, tienen un clicker todos los alumnos de 1º de Derecho, los de 1º y 2º de Medicina y todos los estudiantes de la Escuela de Ingenieros-Tecnun de San Sebastián hasta 3º. Además, el servicio de Innovación Educativa del centro académico cuenta con 950 clickers que presta a profesores de diversas carreras para que los utilicen en sus clases.