UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

El grupo de investigación Tecnología y Medio Ambiente de la Universidad Pablo de Olavide emplea en sus estudios del local la técnica no destructiva LIF ( Inducida por ), una técnica de análisis químico que evita extraer muestras y dañar la obra objeto de estudio, capaz de identificar la presencia de repintes, huellas de restauraciones, uso de consolidantes y materiales extraños en superficie como productos de degradación, contaminante, ceras, y algunas clases de ataque biológico como microalgas y hongos.

La técnica LIF (Fluorescencia Láser Inducida) se basa en recoger imágenes espaciales de fluorescencia con un sensor ICCD que cuenta con una resolución espectral de 5 mm. La fluorescencia permite identificar la naturaleza de los diferentes materiales utilizados. El equipo ha sido especialmente diseñado para aplicaciones a obras del Patrimonio Histórico por el laboratorio de Láser de ENEA dirigido por la Dra. Roberta Fantoni.

Esta tecnología no destructiva se ha experimentado por primera vez in situ con un equipo portátil en el Retablo Mayor de Santa Ana, en Sevilla, dentro de los trabajos de diagnóstico e intervención que lleva a cabo el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico, con la colaboración de la Universidad Pablo de Olavide y el Laboratorio Láser de ENEA.

El retablo mayor de Santa Ana, y más en concreto su pintura, constituyen una muestra excepcional del patrimonio histórico de Andalucía. Se fecha en los años centrales del siglo XVI, en el trabajan artistas de talla internacional entre los que destaca el pintor flamenco Pedro de Campaña (1503-1580), autor de la magnífica colección de tablas que forman el programa iconográfico del retablo. Su trabajo en Sevilla supuso una completa renovación de las artes plásticas en la ciudad.

El equipo que ha probado esta nueva tecnología láser in situ está formado por Pilar Ortiz (UPO, Sevilla), Francesco Colao (ENEA, Roma), Mª Auxiliadora Gómez Morón (IAPH, Sevilla), y Mª Auxiliadora Vázquez (US, Sevilla).

Francesco Colao, del Laboratorio Láser de ENEA, ha llevado también esta tecnología de última aplicación a las clases del Máster de Quimiláser de la Universidad Pablo de Olavide, para dar a conocer su manejo y posibilidades.