UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID

El 90% de los universitarios opina que la no es solo económica sino social y del sistema en general

La “mala gestión financiera” es, para el 95% de los universitarios, la causa principal de la actual crisis económica que padece España, mientras que el 90% la asocia también a una crisis del sistema en general y a una mala gestión política. En este contexto, el 96,7% de los estudiantes universitarios de Madrid vincula la crisis actual con la “incertidumbre”, y otro 83% la asocia a la “confianza”.

Así mismo, también perciben con “incertidumbre” su ocho de cada diez estudiantes, el mismo porcentaje que sitúa la “falta de transparencia” como otro indicador de la actual crisis, que, en su opinión, no es sólo económica, sino social (90,4%). Casi siete de cada diez la asocia a una “crisis de valores”.

La mitad de los universitarios (el 49,2%) califica como “mala” la situación actual del sistema educativo español, mientras que otro 45,7% le pone nota de “regular”, según se desprende de la encuesta realizada por el Consejo Social de la Universidad Complutense de Madrid a 1.200 universitarios, y que forma parte de la primera edición del “Barómetro Universidad – Sociedad 2010”. Sólo un 5% de los estudiantes da un aprobado al actual sistema educativo, mientras que el 87% cree que el nivel educativo de nuestro país está por debajo del de los países de la Unión Europea.

Así mismo, el 55% de los encuestados dice ser contrario al proceso de Convergencia Europea de Estudios de Enseñanza Superior, más conocido como proceso de Bolonia. Mientras que casi la mitad de los encuestados (41,8%) no deposita grandes expectativas en que la adaptación de los estudios a Europa favorezca en el futuro su inserción laboral, más de la mitad se muestra partidario de que España no se quede al margen de la homologación de los planes de estudio en la Unión Europea.

La visión general respecto de la actual situación del desarrollo tecnológico de España tampoco es muy optimista, pues el 87,6% de los encuestados cree que el nivel tecnológico de España está por debajo de la media de las naciones europeas. Paralelamente, un porcentaje similar de encuestados cree que la tecnología “favorece el desarrollo humano”, que la innovación “genera más oportunidades para la población”, y que la ciencia “mejora nuestra calidad de vida”.

El Consejo Social de la Universidad Complutense de Madrid ha abierto la página web www.ucm.es/info/barometro con los resultados de esta primera edición del Barómetro. Al tratarse de un estudio con carácter anual, el “Barómetro Universidad – Sociedad 2010” nace con el objetivo de ser un referente social de la opinión de los estudiantes universitarios, cuyos resultados se irán actualizando periódicamente.

El Barómetro aborda diez grandes tendencias que tendrán influencia en los cambios sociales del futuro: Espacio Europeo de la Educación Superior (acuerdos de Bolonia), Crisis, Nuevas Tecnologías, Futuro Laboral, Medio Ambiente, Inmigración, Sistema Energético, Expectativas y Futuro, Valores Geopolíticos y Solidaridad. El estudio cuenta con la opinión y análisis de conocidos y prestigiosos profesionales, como Rafael Puyol, Carlos Berzosa, Joaquín Leguina, Fernando Becker, Carlos Seoane, José María Marín Quemada, Mercedes de la Merced, Antxón Sarasqueta, Carlos Álvarez y Luis Perdices de Blas.

Otro dato que se extrae del Barómetro es que casi el 90% de los encuestados entiende que la Inmigración forma “parte íntegra de la sociedad en que vivimos”, y casi la mitad de ellos (el 48,3%) la vive como un factor de progreso y desarrollo.

Precisamente, más del 90% de los encuestados asocia el progreso y la calidad de vida de la sociedad con un “modelo económico de desarrollo sostenible” (92,2%), con la aplicación de los avances científicos a la vida cotidiana (91,4%), y con la conservación del medio ambiente (el 87,5%). El 73% lo vincula a la competitividad de España como país.

En este período de crisis económica, los estudiantes universitarios creen que la “solidaridad entre los españoles” es “débil” (65,5 %), y que una nación fuerte favorece la “convivencia entre todos” (96,7%), el bienestar y la paz social (93,5 %), y la seguridad ciudadana (87,1 %).

Esta encuesta ha sido realizada mediante entrevistas directas a 1.220 estudiantes matriculados en la Universidad Complutense de Madrid durante el mes de marzo de 2009.