UNIVERSIDAD DE DEUSTO

Ingeniería de Deusto reúne en un World Café a una veintena de ingenieros informáticos para debatir sobre el futuro de la profesión, dentro del Foro Deusto de

Las empresas demandan profesionales en Ingeniería Informática, pero las matriculaciones en esta especialidad han caído en picado en los últimos años. Es un fenómeno global. Sólo en Estados Unidos, el número de incorporaciones entre el 2000 y el 2005 se redujo en un 70%. Tras el boom de los años 80 y 90, que llenaron las aulas universitarias de jóvenes ávidos por participar en aquella incipiente Sociedad de la Información, el interés por esta carrera ha descendido considerablemente. Paradójicamente, la evolución tecnológica de la sociedad depende directamente de estos profesionales y la falta de capital humano está frenando su desarrollo y la competitividad de las empresas del sector.

Ante esta situación, la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Deusto ha querido preguntar a quienes ya están en el sector para buscar explicaciones y formas de sensibilización con esta profesión. En el marco de la VI Edición del Foro de Empleo Deusto, que se celebra esta semana en la Universidad, han reunido a una veintena de profesionales que trabajan en diferentes ámbitos y que pertenecen a diferentes promociones universitarias, para plantearles la mejor forma de atraer nuevos estudiantes a esta rama universitaria y las competencias que deben adquirir los ingenieros informáticos del futuro.

En formato de World Café, representantes de 20 empresas, la mayor parte con presencia en el Foro Deusto, han ofrecido algunas claves de solución. Tras la reunión los asistentes coincidieron en destacar la falta de visibilidad pública de este colectivo como una de las causas. Partiendo de la idea general de que ‘los informáticos hacen cosas espectaculares pero nadie lo sabe’, abogaron por mejorar su imagen corporativa y hacer visibles referentes de la profesión. Además, acusaron la falta de regulación de la profesión y la perversión de algunas empresas en materia de costes laborales de los informáticos que les restan valor de cara a la sociedad. De la misma manera, apostaron por desterrar la imagen ‘friki’ que se tiene de los ingenieros informáticos y recomendaron, especialmente al ámbito educativo, que se oriente correctamente a los jóvenes sobre las múltiples facetas laborables que tiene esta carrera, más allá de la programación de videojuegos.

Para los profesionales reunidos en Deusto, hay que recordar que ‘las soluciones clave de la Sociedad de la Información están en la informática’ y que ‘ninguna disciplina ha crecido tan rápido y con tantas perspectivas laborales en los últimos años’.

La crisis económica ha parado temporalmente la demanda de empleo en este sector. Pero, con el repunte, volverán las peticiones de las empresas. Sólo la Universidad de Deusto recibe anualmente decenas de solicitudes para emplear a recién titulados, tanto en el ámbito más cercano como del resto del Estado. Profesionales que no sólo deben estar capacitados técnicamente: ‘tienen que tener capacidad para enfrentarse a un problema, a una página en blanco… a plantear alternativas’, aseguraron los participantes en el World Café. Profesionales que tengan competencias, capacidades, conocimientos… ‘un perfil multidisciplinar’, concluyeron.

Realidad virtual

Además de las grandes firmas de Ingeniería, en el encuentro participaron jóvenes valores de la informática que han hecho de esta carrera no sólo una profesión sino su propia empresa. Es el caso de Unai Extremo, Director general de VirtualWare. Ingeniero Informático de vocación, la carrera le puso en contacto con la multimedia y el mundo virtual, materias en las que se especializó. La falta de empresas en este subsector le llevó a fundar su propia organización. ‘Emprendimos casi por necesidad, porque queríamos trabajar en este sector pero no existían empresas en las que emplearnos’, rememora. Un negocio ‘con mucho futuro’, dirigido actualmente por tres ingenieros informáticos que ‘trabajamos en lo que nos gusta’. Los referentes de éxito no siempre se apellidan Gates.

Los participantes en este World Café han sido: José Antonio Martínez, del Colegio Oficial de Ing. en Informatica del País Vasco, Javier Múgica de SPRI, Juan Antonio Martín Zubiaur de la Fundación BiscayTIK, Iñaki Regidor de EITB, Juan Manso de ATTEST, Nagore Hormaeche de HP, Ana Arenaza de Ibermática, Fran Astondoa de INDRA, Gorka Elejalde de OESIA, Iñigo Zabalondo de Deloitte, David Rodríguez de PriceWaterHouseCoopers, y JosuKa Díaz Labrados y Verónica Canivell de Deusto, Sorkunde Iriondo Martinez de Morentin de Accenture, Unai Extremo de VirtualWare, Sergio Rivas de Comversa, Luis Carlos Fernández Abalos de Iberdrola, Sergio Begoña de Informática de Euskadi, Ramón Igancio Rodilla de INSA, Javier Garate de IMQ, Manuel Sedano de Eurohelp