UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

No es suficiente con tener un teclado en braille o un ordenador que habla. Mientras Internet no se adapte a sus necesidades, las personas con seguirán teniendo una gran desventaja respecto a los demás usuarios. El investigador Markel Vigo ha intentado suavizar esa complicada relación, mediante su tesis doctoral. Por un lado, ha probado un sistema que facilita la creación de un Internet más personalizado para las personas con , y por otro, ha presentado técnicas innovadoras para los expertos en adaptación de páginas web.

Automatic assesment of contextual web accessibility from an evaluation, measurement and adaptation perspective es el título de la tesis doctoral de Vigo. Casi toda la investigación trata, directa o indirectamente, de un sistema llamado Web Accessibility Quantitative Metric (WAQM). Este sistema mide automáticamente el nivel de accesibilidad de cada página web. WAQM es, además, un sistema flexible; se puede medir el nivel de accesibilidad conforme al tipo de discapacidad de cada persona. Y, aunque no se pueda determinar con precisión cada tipo de discapacidad (por ejemplo, dentro de lo que son las personas ciegas hay muchos tipos de problemas), Vigo ha demostrado que es un sistema fiable, a través de sendos paneles realizados con expertos en la materia y personas ciegas.

El sistema WAQM

Las herramientas de evaluación crean automáticamente un informe de cada página web. A continuación, el sistema WAQM realiza un algoritmo con dichos informes, para calcular el nivel de accesibilidad. De esta manera, cuando una persona ciega realice una búsqueda en Internet, además de los habituales criterios de búsqueda se tomarían en cuenta criterios relacionados con su discapacidad. Junto a cada vínculo aparecería la puntuación referente a su accesibilidad. Según ha concluido Vigo, gracias a este sistema las personas con discapacidad sienten mayor confianza y control al realizar búsquedas por Internet.

El sistema WAQM permite añadir todo tipo de matices. Es por eso que Vigo ha identificado los criterios imprescindibles para medir la accesibilidad de personas con discapacidad. Es decir, la tecnología asistencial (por ejemplo, herramientas que aumentan la letra de la pantalla o dan voz al ordenador), el dispositivo por el cual se accede a Internet y el tipo de discapacidad. Según Vigo, es especialmente importante especificar el dispositivo por el cual se accede a Internet y el tipo de discapacidad del usuario. Saber si el usuario entra en Internet a través de un ordenador común, un portátil o un PDA, así como especificar a qué grupo discapacitado pertenece (personas ciegas, en el caso de esta tesis), es especialmente efectivo para que el sistema dé un resultado correcto.

Basándose en esa información se determina el perfil del usuario, y se personaliza el informe que las herramientas de evaluación hacen de cada página web. Así pues, la búsqueda se realiza conforme a las necesidades de la persona.

También para los expertos

El sistema WAQM también es muy útil para los expertos que adaptan las páginas web para los usuarios,sobre todo porque ayudan a medir la efectividad de la página web una vez ha sido adaptada.

De hecho, Vigo también ha pensado en los expertos al redactar su tesis doctoral, y ha presentado para ellos un lenguaje llamado Unified Guidelines Language (UGL). Sería mediante UGL como se crearían los informes automáticos de cada página web, los cuales son imprescindibles para luego medir su accesibilidad con el sistema WAQM. En palabras del investigador, el lenguaje UGL ayudaría en gran medida a mejorar la accesibilidad de las páginas web, gracias a que facilitaría, por ejemplo, la edición, la actualización y la inserción de nuevos criterios. UGL es un lenguaje muy flexible que posibilita cambiar criterios antiguos o añadir otros nuevos, sin necesidad de empezar desde el principio. Además, ofrece recursos de adaptación a aquellos expertos que no están familiarizados con el ese lenguaje.

Sobre el autor

Markel Vigo Echebarría (Gasteiz, 1980) es ingeniero y doctor en Informática. Ha escrito la tesis bajo la dirección de Julio Abascal González, profesor del Departamento de Arquitectura y Tecnología de Computadores de la Facultad de Informática de la UPV/EHU. Actualmente trabaja como investigador en CICtourGUNE. Para realizar la tesis ha colaborado con la Universidad de California (Irving) de EEUU y el Consiglio Nazionale delle Ricerche (Pisa) y la Università degli Studi di Udine de Italia.