Estaba usando Stumbleupon, un servicio que nos permite seleccionar temas de nuestro interés, y nos muestra páginas completamente aleatorias de todo Internet. Y encontré algo maravilloso, casi podría decir que es el mejor invento del siglo XX, superando con creces al LHC, y superando ligeramente al propio Internet. Cómo hacer una torta en menos de cinco minutos, incluso es menos esfuerzo que prepararse un sandwich. Ví las instrucciones, fui a la cocina y al ratito estaba comiendo torta. Sólo necesitamos azúcar, harina, huevo, cacao y un microondas. Se pueden agregar infinitos ingredientes dependiendo de nuestra imaginación y disponibilidad. Tal vez se puedan reemplazar algunos de estos ingredientes básicos, es cuestión de experimentar, y de que los experimentadores comenten sus experiencias.

Colocar en una taza convencional 4 cucharadas de azúcar, 4 de harina (yo usé leudante) y 2 de cacao amargo. Mezclar bien, y tener en cuenta que deben ser cucharadas generosas.

Luego un poco de leche (poquito), el equivalente a cuatro cucharadas, para que se haga una pasta más o menos fluída, y agregar un poco de aceite, bastante menos que de leche y mezclar bien.

 Ahora, colocar un huevo, y terminar de mezclar hasta que quede una sustancia homogénea.

Finalmente, colocamos la mezcla en el microondas. Leí en algún lado que 3 minutos en 1000 watts eran suficientes, pero no conozco la potencia del mío y con 4 minutos en máxima potencia alcanzó. Obtenemos una bella minitorta para comer en cualquier momento y situcación:

Algunas sugerencias y especulaciones

Teniendo en cuenta que usa un huevo, puede quedar un tanto chicloso, o huevoso. El mío estaba perfecto, pero si no les gusta, se puede batir el huevo, y poner sólo la mitad, o usar una taza ligeramente más grande, y aumentar las proporciones de los demás ingredientes.

Se pueden agregar chips de chocolate, café en polvo con el cacao amargo, escencia de vainilla, reemplazar el aceite por manteca o algo más light, frutas secas, frutas abrillantadas (las odio), lo que nos guste, y dispongamos.

Se puede cocinar en una taza especial y decorar para regalar. Si vamos a regalar una taza, no nos cuesta nada hacer esta original minitorta que multiplica el valor del regalo con un costo casi nulo.

Durante la cocción en el microondas (sí, me pasé los cuatro minutos mirándolo fijamente), se puede ver como la mezcla crece violentamente, en mi caso casi toca el techo del aparato. Es normal eso. Eviten cortarlo antes de tiempo porque la masa se aplastará y no volverá a crecer. Llegados los cuatro minutos, cuando termina la sesión de excitar las moléculas de agua mediante microondas, la masa cae un poco y se detiene. Habría que probar si con un poquito más de tiempo se queda en su lugar.

Uno que hice, volví a recalentarlo luego de que se había aplastado y pasados los 3 minutos de la segunda sesión comenzó a quemarse, y al cortarlo, tenía el núcleo todo negro y casi carbonizado.

Ahora tienen cinco minutos para comentar su experiencia, y contar qué tan bueno quedó 😉