UNIVERSITAT JAUME I

La Fundación CeiMigra (Centro de Estudios para la Integración Social y Formación de Inmigrantes), con la colaboración del Instituto Interuniversitario de Desarrollo Local () ha presentado hoy el Cuaderno número 13 que recoge el “Estudio del a partir de las redes sociales y su contribución al desarrollo económico: El colectivo de inmigrantes rumanos en la provincia de ”. El acto se ha celebrado en la sede del Centro Cultural Bancaja, edificio Hucha, ubicado en la calle Enmedio 82 de , a las 19 horas de ayer jueves.

El director del equipo de investigación y vicerrector de Ordenación Académica y Profesorado de la UJI, Joan Serafí Bernat, ha realizado una exposición de los motivos y objetivos del trabajo al tiempo que Ana María Fuertes, directora del Instituto Interuniversitario de Desarrollo Local y miembro del equipo de investigación del proyecto, ha destacado entre otros aspectos que “los resultados de la investigación ponen de manifiesto el papel significativo que tienen las redes sociales basadas en vínculos fuertes cuando un colectivo, en nuestro caso el de la comunidad de inmigrantes rumanos, carece inicialmente de vínculos con el entorno institucional establecido del país de acogida”.

Además apunta que “la comunidad rumana de Castellón se caracteriza por contar con una red social fuerte pero espacialmente dispersa desde el punto de vista geográfico, dado que con la decisión de emigrar la mayor parte de ellos dejan en Rumania parte importante de su familia. En la provincia de Castellón, el 63% de las personas entrevistadas tenía a sus padres viviendo en Rumania, casi el 40% mantiene algún hermano/a viviendo allí, el 20% tiene a sus abuelos, un 16% tiene algún hijo/a, y el 5% de las personas encuestadas tienen a su pareja residiendo en Rumania. Esta red transnacional se basa en lazos fuertes de primera generación (padres, hijos, hermanos o esposa) y la naturaleza y la composición de estos vínculos juega un papel importante en los eslabones iniciales de la cadena migratoria”.
Además, ha explicado Fuertes, “el análisis de la situación laboral (ocupados frente a desempleados) determina una relación positiva entre la permanencia en el país de origen del cónyuge o pareja y el empleo, es decir, es entre la población rumana que disfruta de un trabajo donde se da el mayor porcentaje de parejas residiendo en Rumania. Este factor, junto a la presencia de otros elementos socioeconómicos en la sociedad de acogida como la precariedad laboral, la escasa confianza en los propios miembros de su comunidad, o más recientemente, la actual crisis económica, podría explicar el elevado porcentaje de expectativas positivas de retorno a su país (casi el 75%)”.

El estudio que ha dado lugar a esta publicación está enmarcado dentro de las líneas de investigación del Instituto Interuniversitario de Desarrollo Local correspondientes a los temas de los cambios demográficos, flujos migratorios y capital humano, y por último capital social. Los autores muestran interés en las diversas facetas relacionadas con este tema que tiene su base en trabajos previos individuales o colectivos en torno a aspectos demográficos, migraciones, capital social o desarrollo humano o participación social.
El equipo de investigación del proyecto, dirigido por Joan Serafí Bernat, está compuesto por Raquel Agost, Ana María Fuertes, Iluminada Fuertes, Cristina Montañés, Elena Ramona Bucur y Grisela Soto como personal investigador y por Natacha Jiménez y Ángela Margareta Placsintar como colaboradoras, además de Alba Moliner como personal becario.