UNIVERSIDAD DE MÁLAGA

Participa en el I Congreso sobre Legalidad en la Red ‘Ciudad de Málaga’

El secretario de Estado de y Sociedad de la , Francisco Ros, apeló hoy a la a la hora de combatir los peligros que acarrea el uso de Internet, al considerar esta solución “mucho más fácil” que tomar decisiones relacionadas con la prohibición.

Ros hizo estas declaraciones en el marco del I Congreso sobre Legalidad en la Red ‘Ciudad de Málaga’ que se celebra en el Rectorado, organizado por la Universidad de Málaga y laopiniondemalaga.es y que cuenta con el patrocinio del despacho de abogados Irwin Mitchell y los apoyos de la Cámara de Comercio y la Diputación Provincial.

El secretario de Estado impartió una conferencia sobre las tendencias y las amenazas de la Sociedad de la Información. En este contexto, advirtió del cambio que las comunicaciones han sufrido en los últimos 15 años, en los que hemos pasado de tener un teléfono como medio casi exclusivo de comunicación a la red de multiplataformas de la actualidad, con miles de millones de usuarios de móviles, Internet y ordenadores.

“¿De qué manera se regula esto?”, se preguntó Francisco Ros, para asegurar seguidamente que “descartando la tentación de hacerlo a priori y en detalle”. “Esto llevaría al fracaso, ya que los sistemas cambian muy rápidamente”, añadió, al tiempo que se mostró partidario de transmitir confianza a los usuarios, para lo que consideró “fundamental” la educación que pueden transmitir padres, expertos y profesionales para que los ciudadanos no caigan en las amenazas que supone, por ejemplo, proporcionar datos bancarios a la red o caer en redes pederastas.

Ros señaló que congresos como el que alberga el Rectorado “son muy necesarios para abordar la realidad de las redes” y abogó por “ser conscientes de la verdadera dimensión que trae consigo la revolución tecnológica”.

El Congreso ha abordado los problemas jurídicos relacionados con el uso de Internet, la distribución de contenidos y la protección de derechos, las reacciones al controvertido proyecto de Ley de Economía Sostenible (que incluye una nueva regulación de los contenidos de Internet: la llamada ‘ley Sinde’) y las nuevas realidades de la información en el ciberespacio.