El Ibex cayó algo más, perforando la media de 200 a 15 minutos y filtrando la de 100, que supo recuperarse rápidamente advirtiendose una pequeña divergencia alcista que provocó un rebote luego de caerse 200 puntos desde máximos de la jornada. La lateralidad en este tramo es absoluta y no hay pistas en escalas más grandes. De hecho, parece que mañana podríamos volver sobre máximos.