UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

La Universidad Pablo de Olavide y el Ayuntamiento de esta localidad almeriense presentan la obra que recopila los resultados del modelo piloto desarrollado entre 2006 y 2008

Esta mañana se ha presentado en la Universidad Pablo de Olavide el Sobre la convivencia intercultural y la construcción de espacios solidarios. La experiencia en Vera 2006-2008, coordinado por Pilar Cruz Zúñiga y editado por ArCiBel Editores. Esta publicación recoge la experiencia piloto destinada a mejorar la inserción de las personas inmigrantes en el municipio de Vera desde un modelo que combina la investigación con la intervención social.

El libro, publicado por el Ayuntamiento de Vera, está dividido en tres secciones compuestas por un total de trece artículos más un prólogo y tres anexos. El primer artículo cuenta detalladamente el proceso de implementación de un modelo piloto de investigación-intervención social que se aplicó entre 2006-2008 en ese municipio del Levante almeriense cuya población actual no alcanza los 15.000 habitantes de los cuales el 30 por ciento son extranjeros. En esta localidad se implementó un modelo piloto novedoso: desarrollar desde el ámbito universitario una conexión entre la investigación con la intervención social, para realizar acciones integrales y focalizadas en la población inmigrante y autóctona con el objetivo de abrir espacios de diálogo y encuentro entre los habitantes, como mecanismo para enfrentar a corto y mediano plazo las exclusiones detectadas en la sociedad.

La dirección ha estado a cargo del profesor de la UPO Juan Marchena y el trabajo ha sido coordinado por la investigadora Pilar Cruz Zúñiga, con el auspicio del Ayuntamiento de Vera y las subvenciones de la Dirección General de Coordinación de Políticas Migratorias de la Junta de Andalucía.

El libro es el colofón de un proceso iniciado en Vera en 2002, cuando desde la Universidad Pablo de Olavide se emprendió un modelo piloto de actuación en materia de que arrancó con el diagnóstico de la de los indígenas Saraguro, originarios de la Sierra sur de Ecuador que en un proceso migratorio inédito se habían afincado en la comarca veratense. A partir de ese diagnóstico se elaboró la estrategia de intervención implementada entre 2006-2008. Las actuaciones implementadas en ese período se componen de cuatro capítulos de intervención social que se desarrollaron con la cooperación de agentes individuales e institucionales de la localidad, ya fuese apoyando sus iniciativas como también fortaleciendo procesos de intercambio de información y actividades conjuntas. Dado el proceso integral que subyace en este modelo de intervención, este aspecto resultó básico para generar no sólo la implicación de los propios inmigrantes, sino también para que la población autóctona veratense empezara, al menos, a ser conciente de que la transformación de relaciones opresivas hacia otras más equitativas y solidarias sólo puede darse con su decidida participación.

Este municipio del Levante almeriense ejemplifica la cambiante dinámica demográfica española en la última década, al transformarse de emisora de flujos migratorios a receptora de ellos con la consiguiente formación de sociedad multiculturales por la presencia de personas originarias de distintas regiones del mundo. En Vera, por ejemplo, en 2006 estaban registrados 11.159 habitantes de los cuales el 25 por ciento eran extranjeros (procedían de 48 países distintos, encabezados por Ecuador, con un total de 835 personas inscritas en el padrón municipal) mientras que en 2008 en Vera oficialmente estaban registradas 14.274 habitantes y el porcentaje de extranjeros se había incrementado a 31 por ciento (originarios de 61 nacionalidades, encabezadas por los 987 personas de Reino Unido y 551 de Ecuador).