UNIVERSIDAD CATÓLICA SAN ANTONIO DE MURCIA

El prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos,

Cañizares ha definido al pontífice como amigo fuerte de , trabajador incansable, campeón de la , defensor de los derechos fundamentales y paladín de la paz y la libertad

La UCAM ha inaugurado esta mañana el Congreso Mundial Universitario el Magno. El prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, Cardenal Antonio Cañizares, ha inaugurado el simposio acompañado por el presidente de la Universidad, José Luis Mendoza, por el obispo de Cartagena, monseñor José Manuel Lorca Planes y por la rectora, Josefina García Lozano. Durante la mañana también han intervenido en el Congreso, el Prefecto de la Congregación para la Educación Católica, Cardenal Zenon Grocholewski, el ex portavoz vaticano, Joaquín Navarro Valls y el presidente emérito del Consejo Pontificio para los Textos Legislativos, Cardenal Julián Herranz.

El presidente de la UCAM, José Luis Mendoza, ha afirmado que la Universidad Católica, instrumento al servicio de la Iglesia y la sociedad, debe su existencia a Juan Pablo II, que promulgó la Constitución Apostólica Ex Corde Ecclesiae. El obispo de Cartagena, monseñor José Manuel Lorca Planes ha recordado que las primeras palabras pronunciadas por el pontífice tras su elección, “abrid de par en par las puertas a Cristo, despertaron al mundo de un sueño y abrieron las puertas la Nueva Evangelización”. Por su parte, el Cardenal Antonio Cañizares destacó el ejemplo de sus últimos meses de vida, como uno de los signos más elocuentes y diáfanos de su pontificado.

El Cardenal Zenon Grokolewski, ha pronunciado la conferencia inaugural titulada `La clave hermenéutica del fascinante mosaico de la personalidad de Juan Pablo II´. Grocolewski ha afirmado que “cada uno de los aspectos específicos, religiosos, pastorales, doctrinales, académicos, culturales y sociales, presentes en su pontificado, reflejan indudablemente su grandeza”. El purpurado ha precisado, no obstante, que “su cautivadora personalidad se manifiesta más claramente cuando contemplamos la totalidad de sus logros y cuando percibimos, en una sola mirada, la enorme riqueza, la impactante armonía y la coherencia de las distintas dimensiones de las que se compone el deslumbrante mosaico de su extraordinaria vida”. A continuación, el ex portavoz Joaquín Navarro Valls, ha impartido la ponencia `Juan Pablo II, un Papa que interpela al mundo contemporáneo ´.

Navarro Valls ha afirmado que la labor diplomática del Papa eslavo, puede perfectamente definirse como verdadera diplomacia de la virtud. “Un Papa, y en particular Juan Pablo II, actúa como embajador de Dios en el mundo y le permite de este modo actuar en la historia. Quiero poner de manifiesto la firmeza y la coherencia de Juan Pablo II en relación con la injusticia que supuso la división en Europa tras la II Guerra Mundial. Tras la afirmación, una Europa única del Atlántico a los Urales, existe una realidad profunda e íntimamente ligada a los Derechos Humanos. La voz del Papa traspasó la cortina de acero y penetró en el corazón de cada hombre”.

La última intervención de la mañana, ha correspondido al Cardenal Julián Herranz, que ha disertado sobre la Libertad y la Verdad en Juan Pablo II. Herranz ha destacado que “el mayor record del Papa polaco, fundamento de todos los demás, lo constituyen las incontables horas que pasó a lo largo de su vida y de su pontificado ante el Santísimo Sacramento, hablando con su amor, con Cristo, de las cosas de la Iglesia, y de sus hijos, las almas.

Gracias a esto batió incontables record a lo largo de una dilatada actuación basada en ese respeto a la libertad, a la verdad y a la dignidad de las personas que caracterizó su diplomacia y que se ha visto continuada en la trayectoria de Su Santidad el Papa Benedicto XVI.

Bendición de la escultura de Juan Pablo II Cabe destacar la bendición, a cargo del obispo de Cartagena, monseñor José Manuel Lorca Planes, de una exclusiva escultura del pontífice, realizada en fundición de bronce por el afamado escultor salmantino, representante del los artistas para el Jubileo del año 2000 ante Su Santidad, Venancio Blanco, que ocupará a partir de ahora un lugar preferencial en la plaza principal de acceso al Monasterio de los Jerónimos.

Venancio Blanco ha declarado que “la jornada de hoy constituye sin duda un día de amistad con un hombre de valores como fue el Papa Juan Pablo II. La escultura que le representa, expresa sin duda su condición de hombre bueno y valiente, y expresa asimismo la belleza que siempre le acompañó como premio a su entrega a Dios y a los demás”.