UNIVERSIDAD CARLOS III DE MADRID

Diez de esta universidad comenzarán a teletrabajar parcialmente del 26 de abril al 26 de noviembre y ya están recibiendo la formación previa necesaria

La valoración positiva del plan piloto realizado en 2009, para la aplicación de técnicas de dirigido a su Personal de Administración y Servicios (PAS), siguiendo los principios integrados en el Plan Concilia del Ministerio de Administraciones Públicas, ha conducido a la puesta en marcha de un Plan Estable Anual de .

Esta modalidad permite reducir, hasta un máximo del 40% de la jornada laboral, la presencia del trabajador en la universidad siempre que se cumpla un plan de objetivos del trabajo a realizar, incluyendo la selección de los indicadores que permitan la evaluación de la tarea desarrollada, definido por el responsable de la unidad a la que pertenece, que designará un supervisor.

Los participantes deben contar con una línea ADSL para conectar con la red informática de la Universidad y acceder a las aplicaciones necesarias para el desarrollo del plan de trabajo planteado, a través de un ordenador portátil de la universidad, configurado para este proyecto por el Servicio de Informática y Comunicaciones. Además, recibirán formación específica sobre prevención de riesgos laborales y el uso del ordenador portátil. Durante la duración total de la experiencia habrá un servicio de apoyo informático específico.
El plan piloto de 2009

El plan piloto se llevó a cabo durante 135 días, entre el 16 de febrero y el 3 de junio de 2009, con 8 trabajadores que fueron seleccionados de los 27 que solicitaron participar voluntariamente. Tanto la selección de los candidatos, como el impulso y seguimiento del proyecto, se llevó a cabo por un Órgano Colegiado Coordinador, presidido por la Vicegerente de Recursos Humanos y Organización e integrado por una representación de los servicios universitarios (Recursos Humanos y Organización, Biblioteca, Informática, Programación y presupuestos y Asesoría Jurídica), así como por una representación de los trabajadores (un representante de la Junta de PAS y otro del Comité de Empresa PAS), y se centró especialmente en favorecer la conciliación de la vida laboral, familiar y personal de los trabajadores. Esta experiencia piloto fue evaluada a través de cuestionarios definidos para los participantes y sus supervisores por el órgano colegiado.

Según las respuestas recibidas, los participantes expresan mayoritariamente un alto grado de satisfacción con la experiencia, la mayoría manifiesta que les ha permitido atender mejor y más relajadamente a sus responsabilidades familiares y han mejorado sustancialmente su tiempo personal. Los evaluadores expresan también un alto grado de satisfacción en el cumplimiento de los objetivos.