UNIVERSIDAD PÚBLICA DE NAVARRA

La iniciativa busca poner en valor la contribución del silencio como herramienta para mejorar el rendimiento académico de los estudiantes

La Universidad Pública de Navarra ha puesto en marcha una campaña para sensibilizar a la comunidad universitaria de la necesidad de rebajar el nivel de ruido en los edificios e instalaciones dedicadas al estudio y a la investigación, en particular la . El inicio de esta campaña coincide con la celebración, hoy miércoles, 28 de abril, del Día Internacional de concienciación sobre el ruido, cuyo eslogan es “Escucha el silencio”.

La campaña, que lleva por lema “Biblioteca, espacio sin ruido/Liburutegia, zaratarik gabeko gunea”, ha sido presentada hoy por el vicerrector de Investigación de la Universidad Pública de Navarra, Alfonso Carlosena, y por la responsable de la Biblioteca, Belén Altuna.

El objetivo de esta iniciativa es poner en valor la contribución del silencio como herramienta para mejorar el rendimiento académico de los usuarios que acuden a la Biblioteca a estudiar. Para ello, se han puesto en marcha una serie de acciones que se desarrollarán en diferentes fases hasta el próximo mes de junio.

Por una parte, se han creado unos carteles y marca páginas con eslóganes relacionados con el silencio en la Biblioteca. “Ante el ruido… ¡Participa en silencio!”, “Silencia el móvil”, “Que no te roben el tiempo” o “El (tu) silencio es respeto” son algunos de los lemas que los estudiantes podrán observar en carteles que se van a colgar en distintos edificios de la Universidad o en marca páginas que se entregarán con los libros que se soliciten en el servicio de préstamo. La campaña se completa con un “banner” en la página principal sitio web de la Universidad desde el que se accede a información sobre esta campaña (www.unavarra.es/espaciosinruido).

El personal de la Biblioteca también va a participar de forma activa en esta campaña mostrando a los estudiantes que esta instalación es un espacio dedicado al estudio y de la necesidad de permanecer en silencio. Esta campaña se ha integrado dentro del Plan Universidad Saludable que gestiona la Unidad de Acción Social de la UPNA, que también ha participado en su concepción y desarrollo.

Casi 800 puestos de lectura en la sala

El ruido es un problema generalizado en las bibliotecas que se ha acrecentado en los últimos años por la introducción de nuevas tecnologías, principalmente ordenadores, y por cambios en la metodología docente promovidos por el Plan Bolonia, que incrementan el trabajo en grupo de los estudiantes. De esta tendencia no se ha librado la Biblioteca de la Universidad Pública de Navarra, donde se han realizado mediciones en las que se ha detectado un nivel de ruido superior al recomendado para un espacio que se dedica al estudio y la lectura.

La Biblioteca de la UPNA cuenta con 796 puestos de lectura en su nave central de la planta baja. La propia estructura de esta nave hace inviable poder acometer medidas técnicas que permitieran rebajar los niveles de ruido. A pesar de ello, la Universidad Pública de Navarra tiene previsto poner en marcha medidas como la creación de salas colectivas cerradas que podrán ser utilizadas por grupos de estudiantes que trabajen conjuntamente. En principio, está previsto que más de una treintena de estas salas se encuentren abiertas a partir del próximo curso académico.