UNIVERSIDAD DE SEVILLA

Una de las circunstancias más graves a las que se enfrentan las administraciones españolas es el incremento de y los accidentes mortales que conlleva, ya que son la causa de mayor mortalidad no natural de España. Algunos de estos accidentes podrían ser evitados o reducidos en sus efectos, y concretamente aquellos que se producen al impactar los vehículos con las señales de verticales de las carreteras.

Este es el objetivo del firmado por la Universidad de Sevilla, Gestión de Infraestructuras de Andalucía, S.A. () y la empresa Brilliant Tecnics S.L., en el que se define la colaboración para la realización del proyecto “Investigación y desarrollo de elementos de sustentación para la señalización vertical con polimeros para la mejora de la sostenibilidad”.

Este convenio es la continuación del trabajo iniciado por la Universidad de Sevilla, a través del Grupo de Elasticidad y Resistencia de Materiales de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros y Brilliant Tecnics, S.L., para comprobar la viabilidad de la técnica para la aplicación de polimeros a la sustentación de la señalización vertical. Con las conclusiones de este trabajo se consigue el abaratamiento de los materiales de instalación y mayor eficiencia ante un , evitando o reduciendo los daños a los usuarios, especialmente en el caso de conductores de motocicletas.

Actualmente las señales de tráfico verticales de las carreteras son de acero galvanizado y se encuentran ancladas con una solidez excesiva al suelo mediante un bloque de hormigón, actuando estos materiales como único conjunto ante un impacto. En esta investigación se han buscado alternativas, sustratos y estructuras de muy elevada flexibilidad, como es el caso de los polímeros o plásticos con o sin refuerzo de fibras. La sustitución de los elementos de acero galvanizado por elementos compuestos de polímeros llevaría consigo la disminución del número de lesiones y de vidas humanas perdidas, así como los daños materiales en los vehículos, a la vez que supondría la reducción de los procesos de montaje logrando un mayor nivel de sostenibilidad.

Los investigadores responsables del proyecto por parte de la Universidad de Sevilla son los catedráticos Federico París Carballo y José Cañas Delgado, y el profesor titular Alberto Barroso Caro, todos del grupo de Elasticidad y Resistencia de Materiales.