UNIVERSIDAD DE CANTABRIA

El país africano cuenta con 129 médicos para atender a una población de 1,6 millones de personas

La Escuela Universitaria de Enfermería “Casa de Valdecilla” de la Universidad de Cantabria acogerá este jueves, 15 de abril, la charla- en Guinea Bissau”. Este acto organizado por Asamblea de Cooperación Por la Paz – Cantabria (ACPP-Cantabria) y financiado por el Gobierno de Cantabria pretende dar a conocer la situación sanitaria de Guinea Bissau y cómo la coordinación entre la Escuela Nacional de de Guinea Bissau y las Brigadas Médicas Cubanas ha mejorado sustancialmente la formación de los médicos y personal sanitario del país africano. Según informa Asamblea de Cooperación por la Paz, actualmente el país cuenta con 129 médicos para una población total de 1,6 millones de personas y en las regiones del Sur, donde trabaja la ONG, existen tres médicos para una población de 170.000 habitantes.

La charla comenzará a las 16.30 horas y contará con la presencia de la directora de la Escuela Nacional de Salud de Guinea Bissau, Maram Mané, además de representantes de la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Cantabria y de Asamblea de Cooperación Por la Paz.

Guinea Bissau es uno de los países menos desarrollados del planeta, según el Índice de Desarrollo Humano (IDH). La inestabilidad política y las numerosas guerras civiles en el país han provocado que las infraestructuras de salud hayan sufrido una importante degradación: en 1995 (antes de la guerra civil de 1998), las infraestructuras sanitarias atendían menos del 40 por ciento de la población, según las estadísticas oficiales, y esta cobertura no ha mejorado desde entonces. De hecho, el propio Gobierno subraya que la media nacional de cobertura del sistema sanitario se sitúa en un 35 por ciento.

La Escuela Nacional de Salud, dependiente del Ministerio de Salud de Guinea Bissau es el mayor centro de formación de personal sanitario del país con aproximadamente cuatrocientos alumnos y diez profesores en plantilla. Forma técnicos de laboratorio, enfermeros y parteras que al acabar su formación trabajan como funcionarios públicos del sistema de salud guineano repartidos por todos los centros sanitarios de todo el país.