UNIVERSIDAD DE GRANADA

Un total de 25 menores haitianos fueron trasladados a tras el del pasado mes de enero, acompañados por personas que no pudieron acreditar relación de parentesco. Las sospechas policiales evitaron su tránsito a Brasil o a Argentina. De ellos, 13 han sido devueltos con sus familias tras su identificación genética, posible gracias al desarrollo por la Fiscalía General boliviana de DNA-PROKIDS, programa creado en la Universidad de Granada (España).

Las grandes catástrofes naturales ocasionan todo tipo de tragedias humanas, entre las que figuran las separaciones familiares. El terremoto sufrido por el pasado 12 de enero fue seguido por emotivas escenas de solidaridad mundial. Pero ello no puede hacer perder de vista sucesos de una gravedad extrema, como el hecho de que el desastre haya podido ser aprovechado por las mafias del tráfico de seres humanos para sacar a menores de la isla.

En enero pasado, vía Lima, llegó a Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) un grupo de más de setenta personas procedentes de Haití. Problemas de visado impidieron que pudieran seguir viaje a Brasil o a Argentina. Las sospechas de la policía boliviana condujeron a una investigación a fondo que pudo comprobar que 25 de los menores que integraban el grupo no iban acompañados de familiares. En febrero, algunos de los empezaron a ser reclamados por sus familiares desde Haití.

¿Qué hacer? Las Fiscalía General del Estado de Bolivia requirió la colaboración del Laboratorio de Genética Forense del Instituto de Investigaciones Forenses boliviano, que aplicó el protocolo de actuación de DNA-Prokids. El resultado de la investigación genética no deja lugar a dudas: los ocho familiares (siete madres y un padre) que reclamaban a 13 de los menores los han podido recuperar gracias a la identificación por ADN (dos madres reclamaban a dos niños cada una, una madre reclamaba a tres niños, cuatro madres reclaman a un solo hijo cada una, un padre reclama a dos niños).

Aun no han podido identificarse 12 de los niños, por lo que permanecerán en Bolivia hasta que se produzca su identificación o sean entregados al gobierno haitiano.

La investigación policial y judicial para esclarecer los hechos sigue desarrollándose en Bolivia.

Protocolo DNA-Prokids
Ante casos como el descrito, que apuntan a la sospecha de tráfico de seres humanos, la Universidad de Granada propuso la creación del programa DNA-Prokids en 2004. En 2010 el programa se ha extendido a 15 países del mundo, y son ya cerca de 250 las identificaciones positivas que han contribuido a reunificaciones familiares, gracias al uso de un instrumento extremadamente eficaz contra el tráfico de menores: el análisis del ADN.

Actualmente, la Universidad de Granada y la Universidad del Norte de Texas colaboran estrechamente en el proyecto, gracias a donaciones privadas de EE.UU. (Life Technologies) y de España (Santander/F.M. Botin, BBVA y CajaGRANADA) y del apoyo del Gobierno de España (MAEC) y de autoridades de diversos países.

DNA-Prokids ha establecido un protocolo de actuación estricto para la identificación de menores sin familia conocida y de familiares que hayan denunciado una desaparición.

Más sobre DNA-Prokids: prokids@ugr.es / www.dna-prokids.org