UNIVERSIDAD DE ALICANTE

Abierto a todas las edades, cada participante creará su propia obra de la colección La silla de la reina de Sandra March

Los próximos días 7 y 8 de mayo, el ofrece la posibilidad de participar en un taller de arte con la artista girondense Sandra March. Con esta actividad se clausura la exposición Mulier Mulieris 2010, con la que se pretende concienciar a la sociedad contra cualquier forma de discriminación, sobre todo las relacionadas con cuestiones de género. El taller toma como referencia la obra La silla de la reina, realizada por March. Se trata de una de las piezas seleccionadas en la IV Convocatoria de Artes Plásticas Mulier Mulieris, que se puede ver en el de la Universidad de Alicante desde el pasado mes de marzo.

La obra, compuesta por 67 sillas antropomorfizadas, es una colección de pequeñas esculturas textiles que proponen una reflexión en tono irónico sobre los estereotipos que se asocian al imaginario femenino. El taller consiste en la realización de nuevas piezas que ampliarán esa colección. Los participantes modificarán una silla de pequeño tamaño para realizar un homenaje a una mujer. Las piezas realizadas por los asistentes al taller serán de su propiedad. La artista sólo realizará unas fotografías que se mostrarán de forma permanente en un blog y de forma puntual en las diferentes exposiciones en las que participe esta obra.
Según la comisaria de Mulier, Mulieris y técnico del MUA, Remedios Navarro, “el objetivo es que los asistentes participen en el proceso de creación de una obra plástica y que profundicen en la interpretación de la obra de arte como proceso de construcción abierto y colectivo”.

Dirigido a niños/as y adultos, a partir de 6 años, el taller se realiza en dos sesiones, una el viernes, día 7 de mayo de 16 a 20 horas y otra el sábado, día 8, de 10 a 14 horas. Para poder participar en este taller, de acceso libre, hay que inscribirse previamente a través del teléfono 965909517 o por correo electrónico didactica.mua@ua.es.

Los menores de 14 años, deben venir acompañados de una persona adulta.