UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– J. Ignacio Aguaded, director del Grupo Comunicar, participó en la Jornada Educar para la y la Cooperación Social de la Universidad de Navarra

“Las tecnologías y los medios de comunicación son claves en la toma de conciencia social y ciudadana”. Así lo aseguró J. Ignacio Aguaded, director del Grupo Comunicar y profesor de la Universidad de Huelva, en la jornada Educar para la Comunicación y la Cooperación Social de la Universidad de Navarra.

En esta línea explicó que “frente a los problemas que genera interactuar con las pantallas -ya sean problemas de privacidad u otro tipo-, la única solución posible es una ‘alfabetización mediática’ que nos permita comprender y establecer relaciones inteligentes con estos medios”.

Para conseguirlo, destacó lo siguiente: “Esta misión no es sólo tarea de la escuela, sino que las familias, los medios y la propia sociedad civil tienen mucho que decir”. A lo que añadió que “actualmente faltan políticas globales que faciliten esta tarea”.

Educación y

La Jornada Educar para la Comunicación y la Cooperación Social de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Navarra constituye la reunión conclusiva de uno de los proyectos de la línea de investigación ‘Educación y Ciudadanía’, dirigida por la profesora Concepción Naval.

En la inauguración del encuentro, en el que se dieron cita más de 30 expertos en educación y medios de comunicación, participaron José Iribas, teniente alcalde del Ayuntamiento de Pamplona, quien aseguró que “la sociedad no se puede construir de arriba abajo, sino de abajo arriba”; y José Ramón Bultó, presidente del Consejo Audiovisual de Navarra, quien afirmó que “hoy en día nadie pone en duda la importancia sociabilizadota de los medios de comunicación”.

También intervino Concepción Naval, vicerrectora de la Universidad de Navarra y profesora del departamento de Educación del centro académico, que explicó que “el objetivo de esta jornada es contribuir a definir qué caracteriza y qué motiva una adecuada educación para la comunicación y la cooperación social. Espero que este intercambio de ideas pueda revertir en la mejora de la práctica educativa”. A lo que añadió: “Es mi deseo que esto sea un paso más para la elaboración de una pedagogía de la ciudadanía, que tiene como núcleo central la competencia social y cívica”