Los indicadores están “rotos” a no fijarse mucho en ellos, por ej. hace varias horas que el estocástico horario está en 99,5.

La estadística a la que podemos acceder es de un solo caso el día 19 de septiembre de 2008, ese día se subió un 8,71% también por un anuncio de estos muy rimbombantes. Se terminó el día el día en el máximo diario y al día siguiente se abrió al alza y se empezó a caer, marcando el máximo de esa onda.