Vemos un gráfico de 120 minutos y en el RSI vemos un triángulo que mantiene la divergencia alcista desde hace varias semanas. Es decir, aun cuando se perdieron los mínimos del 7 de mayo en 8925, no hay confirmaciones de ruptura. Es curioso, pero es así. Hay también divergencia alcista en gráficos de 30 minutos, poco volumen generalizado y cierto desconcierto. Estimamos que se irán descubriendo las cartas con la apertura de Wall Street, necesitamos volumen para verificar movimientos.

En el cortísimo plazo, escalas de 15 minutos, no hemos podido siquiera consolidar la media de 20, por lo que en cuanto al precio, no hay nada que decir, bajistas a rabiar. Pero lo dicho, hay condimentos mixtos a la hora de operar que nos mantiene alejados del intra.