A esta hora, el escenario muestra lo dificil que es. El rebote está por los 9500, casi 400 puntos desde mínimos del día. Igual que ayer, pero con una diferencia, formado con menos volumen que ayer. Por lo tanto, no confiamos en este rebote. Pero manda la volatilidad, que es muy problemática para operar ya que para entrar necesitamos o un stop gigante o hacerlo en mímimos o máximos.

Este escenario en particular, es mucho peor que el de 2008, los movimientos son más grandes y hay más debilidad en las caídas.

La zona de 9500 es resistencia y ya se ha formado mucha sobrecompra en gráficos de 15 minutos. Caer desde aquí puede dar 1000 puntos como nada. En estos momentos que termino de escribir, con poco más, podría comenzar la caída final, porque tenemos que hacer un suelo con pánico y ayer (por lo menos en el Ibex) no lo hubo.