UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

La (ZTF-FCT) de la UPV/EHU convoca la XXII edición del Alberto Magno de , el concurso más antiguo de y Fantasía sobre tema científico del Estado. El plazo para la presentación de los relatos, escritos en euskera o castellano, se prolongará hasta el día 4 de octubre de 2010.

Los originales (por triplicado) deberán entregarse en mano o enviados por correo a la Facultad de Ciencia y Tecnología, Decanato, Apdo 644, 48080 Bilbao. En el caso de participantes que residan fuera de la Península Ibérica, podrán ser remitidos por e-mail a la dirección alberto.magno@ehu.es. El fallo del jurado, compuesto por profesores y profesoras de la Universidad del País Vasco, se hará público el 12 de noviembre de 2010 en el Aula Magna del Campus de Leioa con motivo de la celebración de la festividad de Alberto Magno, patrono de la Facultad.

El certamen establece un primer premio de 3.500 euros y un segundo premio de 1.500 euros para los relatos presentados, que deben tener una extensión mínima de 15.000 palabras y una máxima de 25.000 palabras. Asimismo, podrá otorgarse otro premio de 1.500 euros a un relato presentado por un miembro de la UPV/EHU.

En la vigésimo primera convocatoria de este certamen se presentaron a concurso 52 relatos, todos escritos en castellano, remitidos desde Argentina, Cuba, Venezuela, Brasil, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Israel, Nicaragua y Uruguay, además de los procedentes de distintas comunidades españolas.

Resultaron ganadores de la XXI edición el escritor cubano Vladimir Hernández Pacín por “Tocando las puertas del cielo”, y el escritor, mago y periodista vasco Óscar Beltrán de Otálora, por “El gran viajero”. A su vez, fueron finalistas los relatos “Espacio, tiempo y casualidad”, de Luis Alejandro Vinatea (Brasil); “La costilla de Dios”, de Miguel Santander (Valladolid) y “Sueño profundo”, de Laura Quijano (Costa Rica).

En las veintiuna convocatorias previas se han presentado un total de 650 relatos de ciencia-ficción, entre cuyos autores se encontraban periodistas y científicos que se han destapado como grandes amantes y seguidores de este género. La ciencia-ficción nació en la década de 1920 y gozó de gran auge en la segunda mitad del siglo XX, debido sin duda al interés que despertó por conocer el futuro, alcanzando la cumbre con Isaac Asimov.

Precedentes notables de esta narrativa fueron el “Frankestein” de Mary Shelley, así como las obras de Allan Poe, las aventuras de estilo científico de Julio Verne y los títulos de George Orwell, Ray Bradbury o H.G. Wells.