En virtud de algunos trabajos que tenido que hacer tuve oportunidad de analizar a fondo el -Yen a largo plazo. Muchos hipotecados han optado por hipotecas multidivisas con el objeto de aprovechar mejores tasas de interés en otras monedas, en especial en el Yen. Una beuna idea, pero a mi juicio, muy mal asesorados por sus bancos, equivocándose en los momentos de entrar en estos productos. Ello en razón de que no se han aprovechado los ciclos y grandes movimientos de largo plazo en las monedas y por sobre todo no se ha sabido ir cambiándose de moneda, ya que es intolerable estar todo el tiempo de la hipoteca en la misma divisa.

Lo que debe hacer es informarse con profesionales, que puedan realizarle un análisis de la moneda y recomendar el momento apropiado para pasarse a otras divisas distintas del Euro y también para conocer el momento adecuado para volver a nuestra moneda. Estas operaciones se pueden realizar por plazos de 3 o 4 años, 7, etc. Pero desde ya que es inconcebible estar ligado hasta el final de la hipoteca a una moneda extrajera. Jamás se entregue a su banco, no tiene personal para asesorale adecuadamente en sus oficinas o tal vez no tenga el interés de hacerlo y esté haciendo un “negocio” con Usted distinto del que Usted estima.

Estoy muy preocuapdo por amigos que tienen actualmente hipotecas en yenes y no se han salido cuando estábamos por los 160-170. Ahora mismo las perspectivas no son buenas y el capital de la hipoteca puede crecer notablemente en el próximo año con lo cual pagará una cuota más alta y el efecto del bajo interés se diluirá, debeindo cada vez más. Hay que tomar recaudos.

Si desea un informe personalizado de su situación no dude en ponerse en contacto con nosotros, se lo brindaremos por escrito y se lo explicaremos detalladamente. Puede reducirse una hipoteca de un 30% a un 80% durante la vida de esta si sabemos movernos a medio y largo plazo con las divisas, pero el capital de su hipoteca puede crecer un 300% si no sabe donde está parado. Por supuesto el corto plazo es distinto y hay que soportar cierta volatilidad pero no podemos errar en el medio y largo plazo, nos hace falta dominar conocimientos técnicos para no cometer la peor equivocación de nuestras vidas.

Con buena información y con sentido de la oportunidad, una hipoteca de un inmueble puede llegar a pagarse sola, pero para ello necesita asesoramiento adecuado y periódico durante años. Si tiene dudas con su situación, no lo piensa más y consúltenos, ya para obtenerla o pasarse en algún momento (para pagar menos intereses y descontar capital) y sacarle provecho.

Consultas: fernandodamian72@gmail.com

Fernando Damián. Analista independiente.