UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– El centro académico acaba de publicar el informe económico del curso 2008-2009

Uno de cada tres alumnos de la Universidad de Navarra contó con algún tipo de o ayuda durante el curso 2008-2009. Así se refleja en el informe económico que acaba de publicarse referente al curso anterior.

El documento señala que esta partida sumó 23,7 millones de euros. Los recursos fueron aportados por la propia Universidad (45%), la Agrupación de Graduados Alumni (3%), organismos del Estado (12%), Gobierno de Navarra (14%), Gobierno vasco (4%) y entidades privadas (22%).

Dentro de las ayudas a alumnos de grado, cabe destacar las 161 “Becas Alumni”. El objetivo de este programa que impulsa la Agrupación de Graduados es llegar a 500 beneficiarios en 2015.

Entre las ayudas privadas se cuentan los 1,3 millones aportados por el Banco Santander, que se destinaron a financiar dos becas para cada uno de los másteres que se imparten en el campus de Pamplona; respaldar las que se conceden a doctorandos iberoamericanos; además de otras iniciativas.

También se firmó un convenio con el Grupo Banco Popular para la puesta en marcha de un programa de préstamos bonificados para alumnos. Con esta iniciativa el estudiante tiene la opción de pagar el préstamo tras finalizar los estudios, con la particularidad de estar exento de intereses e incluso del importe recibido hasta en un 75% con un buen expediente. Durante el presente curso, 2009-10, 102 alumnos se han beneficiado de este nuevo instrumento financiero.

Ingresos por asistencia sanitaria y docencia

La Universidad de Navarra registró ingresos por 309 millones de euros durante el curso: 292,6 millones de euros los generó con su asistencia sanitaria y la actividad docente, mientras que 16,6 millones de euros provinieron de subvenciones. Estos datos se refieren a los centros docentes de Madrid, Barcelona y San Sebastián, y a las facultades del campus de Pamplona y al trabajo asistencial de la Clínica.

“La Universidad de Navarra no es ajena a la complicada situación que atraviesa la economía. Pero me alegra poder señalar que nuestra actividad docente, investigadora y asistencial sigue adelante -aunque no sin dificultades- con ritmo constante, gracias al esfuerzo y compromiso de quienes integran la Universidad y a la confianza de las personas y organizaciones a las que servimos”, afirmó el rector, Ángel J. Gómez Montoro.

104 millones de euros para docencia y 93 para investigación

Por lo que se refiere a los gastos, se dedicaron 104 millones de euros a docencia: el 43% a personal docente, el 27% a personal de apoyo y el 30%, a otros gastos relacionados con esta actividad.

En investigación se emplearon 93 millones. La financiación de esta partida provino en un 53% de entidades privadas, el 24% de subvenciones públicas, y el 23%, de la propia Universidad.

En ese periodo, se iniciaron 153 nuevos proyectos en el campus de Pamplona, que supusieron una inversión de 12,35 millones de euros, y 99 proyectos en San Sebastián, con un presupuesto de 11,86 millones.

En cuanto al Instituto Científico y Tecnológico de Navarra (ICT), impulsado por la Universidad para promover, coordinar y gestionar la investigación, mantuvo contacto con 340 empresas y firmó 138 contratos. Durante ese curso, ha presentado 3 nuevas solicitudes de patente, llegando a mantener una cartera de 19 patentes activas en todo el mundo. Además, ha apoyado a los investigadores en la presentación de más de 200 solicitudes de ayudas ante organismos públicos y fundaciones privadas de ámbito europeo, nacional y regional. También formalizó 5 proyectos europeos con un presupuesto total superior a los 800.000 euros. En total, gestionó contratos de investigación por importe de 7,2 millones y recibió 1,4 millones de ayudas privadas.

Asimismo, el Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) mantiene una cartera de 46 patentes (7 de ellas correspondientes a este periodo) y colabora con más de 40 centros de Investigación de todo el mundo.
Con respecto al número de profesionales que desempeñaron su labor en los distintos campus, 1.117 personas trabajaron en tareas de gestión, administración y servicios y se contó con 1.791 profesores. Por su parte, la Clínica Universidad de Navarra empleó a un total de 2.434 personas.

La Universidad adaptó el ejercicio económico al nuevo año académico. De ahí que el curso 2008-2009 comprenda sólo once meses (del 1 de octubre de 2008 al 31 de agosto de 2009), lo cual constituye una primera razón por la que no se comparan estas cifras con las correspondientes a los doce meses del curso anterior; la segunda razón es el cambio de estructura que ha supuesto la entrada en vigor del nuevo Plan General de Contabilidad.

La Memoria en cifras:
23,7 millones de euros se dedicaron a becas y ayudas.

Uno de cada tres alumnos disfrutó de algún tipo de apoyo financiero.

104 millones de euros se destinaron a docencia.

93 millones de euros se invirtieron en investigación.

1.791 profesores impartieron la docencia y 1.117 personas trabajaron en las tareas de gestión, administración y servicios. La Clínica Universidad de Navarra empleó a un total de 2.434 profesionales.

153 nuevos proyectos en el campus de Pamplona supusieron una inversión de 12,35 millones de euros; los 99 proyectos en San Sebastián, 11,86 millones.

El Instituto Científico y Tecnológico (ICT) gestionó contratos de investigación por importe de 7,2 millones y recibió 1,4 millones de ayudas privadas.

El Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) mantiene una cartera de 46 patentes y colabora con más de 40 centros de investigación de todo el mundo.
Puede consultar la Memoria Económica (pdf) en el siguiente enlace:
http://www.unav.es/servicio/informacion/files/file/memorias/memoriaeconomica_08-09.pdf