UNIVERSIDAD POLITÉCNICA DE MADRID

Una en la National Glyptotheque de Atenas, recoge 80 proyectos de más de 100 prestigiosos arquitectos españoles. Está comisariada y diseñada por el catedrático de la UPM Manuel Blanco.

Con motivo de la Presidencia Española en la Unión Europea, la Sociedad Estatal para la Acción Cultural Exterior (SEACEX) y la National Gallery-Alexandros Soutzos Museum han organizado la muestra Una ciudad llamada España. contemporánea española, que se inaugurará en la National Glyptotheque de Atenas el 20 de mayo, donde se podrá visitar hasta el 29 de agosto de 2010.

El catedrático de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Madrid, Manuel Blanco, es el comisario y diseñador de esta exposición, que refleja el paisaje de la arquitectura española de la primera década de este siglo, mostrando 80 proyectos de 70 estudios de más de 100 arquitectos, dando cuenta de la riqueza y la diversidad urbana de nuestro país y de la calidad de su producción arquitectónica reciente.

Gran parte de estos arquitectos son profesores de la . Entre ellos, junto al propio Manuel Blanco, figuran Alberto Campo Baeza, Juan Navarro Baldeweg, Suso Aparicio, Ignacio Vicens y José Antonio Ramos, Iñaki Abalos, Salvador Perez Arroyo, Emilio Tuñón y Luis Mansilla, Cristina Díaz Moreno y Efrén García Grinda, Andrés Perea, Arturo Franco, Blanca Lleó, Iñaki Carnicero, Alejandro Virseda, Lina Toro, Ignacio Borrego, Anton García Abril, Raúl del Valle, Héctor Fernández Elorza, Juan Herreros, Izaskun Chinchilla, José María Sánchez García, Manuel Ocaña, Eduardo Arroyo, Ángela García de Paredes o Juan Carlos Sancho.

La muestra es un retrato intergeneracional en el que se mezclan desde los nuevos estudios y grupos emergentes a las más consagradas figuras españolas del panorama internacional. Para ello, se han seleccionado estudios que estén radicados en diferentes ciudades españolas y obras construidas o proyectadas en España en esta primera década.

Arquitectura contemporánea española

La exposición se presenta como una instalación que crea un mapa de cristal en el que a través de maquetas, fotos y dibujos se forma un trazado que coincide con el plano de nuestra geografía. Se muestran representaciones de edificios situados en este gran mapa en correspondencia con su situación real. De este modo, el visitante puede deambular por pasillos que recrean el interior de nuestro paisaje arquitectónico como si estuviera recorriendo una ciudad real en la que se han incluido edificios de todos los tipos: viviendas, museos, puertos, universidades, estadios, bancos, gimnasios, parques, oficinas, etc.

Las obras expuestas son edificios que ya se han convertido en iconos de su tiempo y proyectos de arquitectos consagrados o de otros menos conocidos pero que esperan convertirse en el relevo.

En la muestra coexisten la torre modernamente clásica de Carlos Ferrater (último Premio Nacional de Arquitectura) con el Mediatic de Ruiz Geli, con sus fachadas vivas de colores cambiantes y proyecciones. O bien el puerto de pescadores de Irisarri y Piñera en Beluso, junto a varios de los proyectos de Calatrava.

La exposición sorprende con algunas de las arquitecturas más rompedoras en las localidades más insospechadas de Extremadura en las que, por ejemplo, Amid Cero9 proyecta un pabellón rojo, como una gran cereza en el Valle del Jerte y en medio del campo de Plasencia, Selgas Cano levantan un auditorio con las formas más contemporáneas revestido de una piel luminosa de nuevos materiales.

Es una ciudad donde Vázquez Consuegra transforma las antiguas atarazanas de Sevilla en el nuevo Caixa Forum y en la que Carmen Pinós remodela el corazón de Barcelona en la Garduña con una arquitectura sensible, fuerte y de pequeña escala diseñando la sede de la Escuela Massana o donde el nuevo Centro de Congresos de Tuñón y Mansilla transformará en unos años el skyline de Madrid.

El objetivo de la exposición es poder reflexionar sobre la imagen que la arquitectura española está proyectando y ver y entender cuáles son las soluciones más viables para los retos que impone un nuevo milenio.

Se muestra a España como una ciudad múltiple, grande y pequeña, de costa y de interior, mixta y muy mezclada, creada por la acumulación de muchas maneras de pensar y de vivir, donde se superponen las obras más clásicas de la arquitectura contemporánea y las últimas tendencias.

Una ciudad metáfora que traduce en arquitectura la complejidad y riqueza, los problemas y soluciones de nuestra estructura social y que nos permite ver la imagen de nuestra propia ciudad global.