UNIVERSIDAD DE CANTABRIA

. Universidades de España e Hispanoamérica suscriben en el Sistema Internacional de Certificación del como Lengua Extranjera

. La Universidad de Cantabria da un nuevo paso para fortalecer su campus Internacional de Lengua

Representantes de más de un centenar de universidades de España e Hispanoamérica firman hoy Guadalajara (México) el Convenio marco que regulará el funcionamiento del Sistema Internacional de Certificación del Español como Lengua Extranjera (). El ministro de Educación de España, Ángel Gabilondo, y la directora del Instituto Cervantes, , intervendrán en el acto que tendrá lugar en el de la Universidad de Guadalajara (México) y en el que se cuenta con la presencia de los Rectores de las Universidades de Guadalajara y Nacional Autónoma de México, Marco Antonio Cortés y José Narro, respectivamente y el secretario de Educación Pública de México, Alonso Lujambio.

Con este convenio multilateral de universidades se pretende incrementar la importancia del español en el mundo, fomentar el interés por su aprendizaje, establecer estándares de evaluación comunes y lograr la validez universal de los títulos. Una oportunidad a la que se suma la Universidad de Cantabria, que suma así una nueva acción para fortalecer su posicionamiento estratégico, junto con la , en la del español. Se logra de esta manera entrar en una potente red internacional de certificación académica que refuerza la proyección internacional del Campus de de Lengua y Patrimonio, uno de los ejes centrales del proyecto de Campus de Excelencia. Por parte de la UC firmará el convenio la Vicerrectora de Ordenación Académica, Concepción López.

También lo suscribirán la (), representada por su presidente y rector de la Universidad de Cantabria, Federico Gutiérrez-Solana, y la mayor parte de las universidades privadas españolas que tienen actividad en la enseñanza y certificación del español para extranjeros.

El SICELE, promovido por el Instituto Cervantes, tiene por objeto reglar y asegurar la calidad de la enseñanza, el aprendizaje y la certificación del español de quienes no lo tienen como primera lengua. No es un examen, sino un sistema que vela por la calidad de los exámenes, cada uno promovido por distintas instituciones académicas del mundo hispanohablante. De esta manera, todos se rigen bajo un criterio único, garantizado y reconocimiento internacional. Se certifica con la expedición del Diploma del Español como Lengua Extranjera (DELE), al que cada año aspiran más de 50.000 personas que se presentan a las pruebas que se celebran en los 600 centros repartidos en un centenar de países.

Con la firma del Convenio se da un paso decisivo en el largo proceso, que comenzó en 2005 en Salamanca, para implantar un sistema internacional que dará a los estudiantes extranjeros de español garantías en dos cuestiones fundamentales: la calidad de su aprendizaje del idioma y la validez universal de los títulos que obtengan.