UNIVERSIDAD DE MÁLAGA

La victoria absoluta de Lyon ante la Universidad portuguesa de Minho deja en evidencia la descompensación de los grupos previos

El equipo de de la Universidad de Málaga se ha alzado con la medalla de bronce del de que se ha disputando, desde el pasado día 13, en Nicosia (Chipre) tras imponerse con más facilidad de la esperada 29-23 a la Universidad de Colonia, representante de Alemania en este Campeonato de Europa. La victoria de la Universidad de Málaga en la final de consolación unida al triunfo por 33-30 de la Universidad de Lyon ante los portugueses de la Universidad de Minho deja en evidencia la desigualdad en la composición de los grupos previos: mucho más difícil el grupo 1, que encuadró a Lyon, Málaga y la potente Universidad Serbia de Belgrado, que el grupo 2, en el que las dos universidades perdedoras de las finales se mostraron muy superiores al resto.

Al no estar previstas unas semifinales con cruce de primero contra segundo, la verdadera final para la UMA ha resultado ser el primer partido del Campeonato en el que nuestros jugadores, recién llegados a Nicosia, se enfrentaron al combinado de la Universidad de Lyon. Aquella primera derrota por dos tantos de diferencia se ha convertido a la postre en un lastre que ha cerrado el paso a la final y a la lucha por el Campeonato a la Universidad de Málaga que ha acudido a Nicosia con un equipo muy competitivo, dirigido por Ignacio Torres. De haberse planteado el campeonato con cruces en semifinales, el equipo malagueño habría tenido una oportunidad de revancha contra la Universidad francesa y serias opciones de mejorar el metal de la medalla, aspirando incluso al oro y al título de Campeón de Europa.