UNIVERSIDAD DE ALICANTE

El de la Universidad de Alicante acaba de convertirse en al unirse a la Cátedra Unesco de Filosofía por la Paz de la Universitat Jaume I de Castellón, integrando así la línea de reflexión sobre la Paz que aporta la Cátedra de la UJI.

La nueva concepción del Instituto es fruto de los años de colaboración entre ambos organismos de las dos universidades. Como ha comunicado el director del de la UA, Miguel Ángel Mateo Pérez, la semana pasada se hizo efectiva la decisión de formar un núcleo con masa crítica que integre a los compañeros de la Cátedra Unesco de Castellón y a los del de la UA con el objetivo de profundizar en las líneas de investigación que definen al Instituto. Estás líneas, centradas en el desarrollo social, tienen un eje importante en la investigación para la Paz, puesto que, como ha recordado Miguel Ángel Mateo, <<la Paz implica la eliminación de todo tipo de violencias>>. Mateo ha enumerado los tres tipos de violencia que aborda el y que son la directa o física, la estructural y la cultural.

El Instituto se creó en 2006 para desarrollar investigación, metodología y docencia sobre temas relacionados con la paz y el desarrollo en sus definiciones más amplias. Los fenómenos de violencia directa (origen y prevención de conflictos inter e intra-estatales; violencia de género), la violencia estructural (desigualdad, pobreza y justicia social) y la violencia cultural (cultura y educación para la paz, multiculturalidad, violencia y medios de comunicación) son las principales líneas de investigación del grupo. Todo ello teniendo la perspectiva de género como trasversal. Para llevar a cabo su actividad, el Instituto está estructurado a partir de cinco áreas: Estudios de paz, Procesos de integración regional, Políticas sociales, Elección social y bienestar y Pobreza y exclusión social.

El Instituto busca la resolución de conflictos a partir de estrategias no violentas. En este sentido y como ha señalado Miguel Ángel Mateo <<intentar alcanzar la Paz es una metodología de trabajo>>. De hecho, el Instituto suele asesorar a ONGs y a la administración local.

Identificar cuáles son los problemas que existen, hacer un diagnóstico y plantear alternativas de solución son los pasos que realizan los miembros del I+D+P. <<Buscas la transformación social de aquello que diagnosticas para la eliminación de la violencia>>, dice Mateo.

Preguntado sobre el reciente ataque israelí a la flota humanitaria, Mateo ha señalado que la situación de mil días de bloqueo que padece la población civil en la franja de Gaza <<implica una violencia tremenda para quienes viven allí, sin que se pegue ni un solo tiro. Se está condenando al hambre y a la enfermedad a la población, por lo que es condenable igual que la violencia física>>.