UNIVERSITAT JAUME I

, el , y de la Universitat Jaume I, ha participado en el proyecto “Small City Commerce” liderado por el Ayuntamiento de Vila-real, un programa de formación gratuito financiado por la Unión Europea a través del Programa de Aprendizaje Permanente.

El objetivo del proyecto es identificar, adaptar e implementar diversas soluciones innovadoras a través de la formación en el sector del pequeño comercio, además de crear una red de colaboración online y habilitar un espacio seguro donde los comerciantes podrán comunicarse entre ellos, compartir información y sentar bases de futuras colaboraciones comerciales.

Así, tras realizar un análisis exhaustivo de las necesidades formativas del pequeño comercio, se desarrolló un plan de formación acorde a las características de este tipo de empresas realizando casos y ejemplos prácticos. Como resultado se diseñó un plan de formación basado en tres pilares básicos: sistemas de gestión de calidad, sistemas de gestión del conocimiento y aprovechamiento de las ventajas derivadas de las redes de negocios.

Durante las jornadas celebradas esta semana en el Vivero de Empresas de Vila-Real, el responsable de Innovación y Proyectos de Espaitec, Juan Antonio Bertolín, ha participado en la formación de los comerciantes sobre Gestión del Conocimiento y Tecnologías de la Información así como la colaboración y el trabajo en red.

Las jornadas se iniciaron el lunes 31 de la mano de Esteban Bellés Girona, Técnico de proyectos Europeos del Ayuntamiento de Vila-real que presentó la jornada y explicó la metodología y alta de los participantes en LinkedIn, red social de colaboración profesional. Durante la semana se ha contado también con la participación de Francisco García Igual, del área de Desarrollo Empresarial y Comercio Interior de la Cámara de Comercio de Castellón, quien habló sobre sistemas de gestión de Calidad del ISO 9001.

Estas jornadas formativas van dirigidas a gerentes, directores y empleados de las pequeñas y medianas empresas localizadas en pequeñas ciudades y dedicadas al sector terciario.

El proyecto liderado por el Ayuntamiento de Vila-real, cuenta con distintos socios europeos de países como Alemania, Rumania y Turquía.