Para el Euro estar en negativo, la subida experimentada desde las 16 ha sido muy buena. Faltaría eso, que el Euro empiece a tener ganancias para terminar en todo lo alto, y esta vez, puede ser la buena para comenzar otra fase del rebote. Lo ideal sería cerrar por encima de 9.250, veremos si lo conseguimos.