Sobre el final de la jornada queda un doble suelo con divergencais alcistas en los indicadores de muy corto plazo y con el indicador diario “muy dañado”. Nos gustaría ver un rebote pero sería para vender, aunque en rigor de verdad es un tramo para no hacer demasiado (o nada). Nuestro rango ahora está entre 9900 y 8100, esa es la realidad.

El se encontraba en los 9.847 cuando cerraba el Ibex en subasta.

Estamos esperando definiciones en los índices americanos para tomar decisiones.