UNIVERSIDAD DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

del Departamento de de la ULPGC participan en un estudio sobre el patrón atmosférico y la captura del común en las costas canarias

Los investigadores del Departamento de Biología de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Ángela María Caballero Afonso, Aarón Trujillo Santana, Ángelo Santana del Pino y José Juan Castro Hernández, junto con los investigadores de la Universidad del País Vasco, Unai Ganzedo López, Josué Polanco y Gabriel Ibarra Berastegui, han publicado un artículo de investigación en una internacional titulado El papel de la variabilidad climática en las fluctuaciones de las capturas del pulpo común de corta escala en las Islas Canarias (The role of climatic variability on the short-term fluctuations of Octopus captures at the Canary Islands).

El artículo de investigación resalta la relación que tiene la temperatura del océano con las capturas del pulpo común con nasas o redes en aguas de las Islas Canarias, aunque la novedad científica de este artículo radica en el análisis del efecto del patrón de circulación atmosférica sobre el Atlántico Norte, medido a través de la Oscilación del Atlántico Norte (NAO), sobre el pulpo en las Islas. Para elaborar este estudio, se ha estudiado el número de capturas de pulpo en el Puerto de Mogán, situado en el suroeste de Gran Canaria, uno de los puertos con mayor actividad pesquera de todo el Archipiélago.

La Oscilación del Atlántico Norte (NAO) es un fenómeno climático que se produce en el norte del océano Atlántico, caracterizado por las fluctuaciones en la diferencia de la presión atmosférica entre la baja islandesa y la alta de Azores o anticiclón de las Azores. Este fenómeno es similar al de ‘El Niño’ del Océano Pacífico y es uno de los más importantes conductores de las fluctuaciones en el Norte del Atlántico y en los climas húmedos vecinos.

La investigación señala que, al contrario que la temperatura, la Oscilación del Atlántico Norte (NAO) está directamente relacionada con la cantidad de capturas; es decir, cuando aumenta la NAO, se incrementan las capturas de los pulpos y viceversa. Los análisis llevados a cabo por los científicos de la ULPGC y la UPV demostraron que la temperatura del océano es el parámetro más importante en las capturas de esta especie durante el otoño, y que además el patrón atmosférico resulta más influyente en primavera y en otoño, coincidiendo con los periodos de reproducción y, por lo tanto, afecta a la abundancia de pulpos que habrá a lo largo del año.

La utilidad de este trabajo radica en que, al conocer con mayor precisión la influencia de los diversos factores climáticos en los ciclos de la vida del pulpo, permitirá gestionar con mayor exactitud, sostenibilidad y responsabilidad la actividad pesquera, evitando el colapso y la desaparición de esta pesquería.

Este estudio ha sido publicado en la revista científica internacional Fisheries Research, de la Editorial Elsevier, y cuenta con un índice de impacto de 1,434.